La noche de ayer martes, una explosión provocada por pólvora dentro de un autobús en la Central Camionera de Córdoba, Veracruz, dejó como consecuencia a una persona muerta y al menos 10 heridos.

La noticia fue confirmada por la Protección Civil estatal.

Fue el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, quien confirmó, en entrevista radiofónica, que el accidento no fue provocado por un artefacto, como se había dicho en un principio, sino que fue causado por pólvora para juegos artificiales. 

Héctor Pérez Pérez, coordinador regional de Protección Civil, dijo que los afectados fueron lesionados por la caída de vidrios.

Según diferentes medios, la persona que perdió la vida fue el conductor de la unidad perteneciente a la empresa Plateados. Cuerpos de rescate de la Cruz Roja atendieron en el lugar a algunos de los heridos, mientras que otros fueron trasladados a hospitales cercanos.