El número de muertos en el desprendimiento de tierra ocurrido el lunes por la mañana en la provincia suroccidental china de Guizhou ha subido a 23 mientras se sigue buscando a 12 desaparecidos, informaron hoy miércoles los equipos de rescate.

Los trabajadores del operativo indicaron que habían sacado de los escombros a 31 personas hasta las 16:00 de hoy, 23 de ellos ya fallecidos.

De los ocho heridos, siete están hospitalizados, aunque no se teme por su vida.

Para las labores de búsqueda se ha movilizado a más de 2.000 personas.

El deslizamiento se produjo en torno a las 10:40 del lunes en la localidad de Zhangjiawan del distrito de Nayong y afectó a 34 hogares. Más de 600.000 metros cúbicos de rocas y barro se desparramaron 200 metros hasta golpear el poblado.

La provincia lleva una semana entre tormentas debidas a los dos tifones que recientemente han atravesado la zona.