La Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela (ANC) aprobó un decreto para investigar a miembros de la oposición que supuestamente están vinculados o que “hayan solicitado” a EU imponer sanciones a miembros del gobierno. Entre ellos están el líder opositor Freddy Guevara y el presidente de la Asamblea Nacional Julio Borges.

El decreto rechaza las sanciones de Estados Unidos y permite que los opositores acusados de apoyar estas medidas sean llevados a juicio por traición.

Durante la sesión que fue llevada en vivo por la estatal VTV, Delcy Rodríguez, presidenta de la ANC, dijo que la derecha en Venezuela era una "organización criminal" y "antiVenezuela".

La recientemente formada Comisión de la Verdad, el fiscal y la Corte Suprema serán responsables de investigar a los acusados por traición, según se dijo en la sesión de la ANC.

Borges y Guevara no han reaccionado al decreto de la ANC. El partido opositor Mesa de la Unidad Democrática, tampoco se ha pronunciado hasta el momento.

No obstante, Borges dijo el martes antes de la sesión de la Asamblea Nacional (AN), previo al decreto, que Maduro buscaba excusas de su fracaso.

"Maduro no puede seguir culpando a otras personas de su propio fracaso. En la Asamblea Nacional lo que hemos hecho es cumplir con nuestro deber. La Constitución dice que todo contrato de interés público debe ser aprobado por la AN y eso lo ha violado el gobierno", afirmó.

“Traición a la patria es robarse el dinero de los venezolanos, es hacer que PDVSA produzca menos petróleo hoy que décadas atrás, es endeudar a Venezuela; traición a la patria es arrodillarse ante Cuba o cualquier gobierno extranjero, o después del boom petrolero más grande en el mundo que hoy los venezolanos coman basura en la calle, eso es traición a la patria", añadió el presidente de la Asamblea Nacional.

La Casa Blanca anunció el viernes que el presidente Donald Trump firmó un decreto imponiendo nuevas sanciones a Venezuela, las cuales prohíben a los bancos de Estados Unidos comprar nuevos bonos del gobierno venezolano y su compañía estatal petrolera PDVSA. La orden también limita las transacciones con bonos existentes que sean propiedad del sector público venezolano.

"No nos quedaremos viendo mientras Venezuela se desmorona", dijo la Casa Blanca en el comunicado.

El Departamento del Tesoro ya había emitido una amplia gama de sanciones contra el presidente de Venezuela Nicolás Maduro y varios de sus funcionarios después de que se instalara la Asamblea Nacional Constituyente. Poco después, congeló todos los bienes de Maduro sujetos a la jurisdicción de EU y les prohibió a sus ciudadanos que hicieran transacciones con él.

Maduro es el cuarto mandatario sancionado por Estados Unidos: se suma a la lista compuesta por Kim Jong-un (Corea del Norte), Robert Mugabe (Zimbabwe) y Bashar al Assad (Siria).