Elba Esther Gordillo, ex dirigente magisterial, permanecerá en prisión después de que un juez federal resolvió que cuentan con las evidencias necesarias para que continúe el proceso iniciado en su contra por la PGR por los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada. 

Aún cuando la defensa de Gordillo pretendía obtener su libertad mediante un amparo, la ex lidere del Sindicato Nacional de Trabajadores del a Educación se enfrentará a un nuevo proceso jurídico. 

La defensa de la maestro, liderada por Marco Antonio del Toro, interpuso un amparo en el que argumentaba que no se configuraban los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita ni delincuencia organizada. 

Después de analizar el expediente de Gordillo, el Quinto Tribunal Colegiado Penal aseguró, el 10 de agosto, que procedería con el amparo a la ex dirigente de la SNTE, por lo cual se anuló la formal prisión. A pesar de ellos, en el fallo se dictaminó que el juez de la causa podría revisar, una vez mas, las prueba contra la inculpada y generar una nueva resolución. 

El titular del Juzgado Sexto de Distrito en Procesos Penales Federales, Alejandro Caballero Vértiz, analizó una vez más las pruebas que aportó el Ministerio Público Federal, por lo que se concluyó dictar el auto de formal prisión para que continúe el proceso pues consideró que sí hay pruebas suficientes sobre los delitos que se le imputan a Gordillo. 

Gordillo fue detenida el 26 de febrero de 2013 por el desvío de casi 2 mil millones de pesos. 

La defensa de la ex líder aseguró que esta nueva decisión será impugnada de inmediato. “Se nos obliga a buscar un tercer amparo”.