El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) adoptó hoy por unanimidad una resolución que demanda un cese al fuego de por lo menos 30 días en Siria para permitir el acceso de ayuda humanitaria y la urgente evacuación médica.

La Resolución 2401 demanda un inmediato cese de hostilidades para "una durable pausa humanitaria de por lo menos 30 días consecutivas en Siria" para permitir la segura, libre y sostenible entrega de ayuda humanitaria y servicios así como las evacuaciones médica de enfermos y heridos graves.

De este modo, se pide a todas las partes comprometerse de inmediato para garantizar el total y completo cumplimiento de la pausa humanitaria.

No obstante, la resolución no aplica para las operaciones militares contra el grupo Estado Islámico, Al Qaeda y el Frente Al Nusra y sus asociados, así como otros grupos terroristas en Siria designados por el Consejo de Seguridad.

Inmediatamente después del inicio de cese de hostilidades, todas las partes deben permitir el acceso seguro, libre y sostenible cada semana a la ONU y a los convoyes humanitarios de sus socios, incluyendo suministros médicos y quirúrgicos, a todas las personas que lo necesiten en todas partes de Siria, en particular en lugares sitiados y difíciles de alcanzar.

Con esto, también se ordena la suspensión inmediata de acoso sobre áreas pobladas, entre ellas Ghouta Oriental, la última importante fortaleza rebelde, que desde la semana pasada ha estado bajo intensos bombardeos.

Esta determinación fue aprobada después de dos semanas de intensas consultas, con vueltas y revueltas en el último minuto. Los miembros del consejo sostuvieron hoy más de dos horas de discusión antes de aprobar finalmente la resolución.