Integrantes de la organización Sumamos, lanzaron un boicot de votos contra candidatos a diputados locales de los partidos Acción nacional (PAN), Revolución Democrática (PRD y Movimiento Ciudadano (MC), ya que garantizan la continuidad del morenovallismo.

En rueda de prensa, integrantes la organización civil, como Gabriel Hinojosa y Enrique Cárdenas, señalaron que darles el voto sería repetir la historia de sumisión del Congreso de Puebla hacia el Ejecutivo, como en el sexenio de Rafael Moreno Valle.

La organización que impulsa candidaturas independientes, recordó que el Congreso de Puebla, tuvo mayoría de diputados obedientes al gobernador Moreno Valle, legislatura que aprobó “barbaridades”.

Gabriel Hinojosa, también expresidente municipal panista de Puebla, señaló que entre las barbaridades se encuentra la Ley Electoral del estado, con requisitos tan elevados para quien pretenda ser candidato sin partido o independiente.

En la práctica resulta imposible. Nuestro movimiento logró 25 mil firmas de apoyo para Enrique Cárdenas, las cuales son más que el número de adherentes a los partidos políticos”, señaló.

Indicó que resulta claro que la ley fue diseñada con el objetivo de evitar el surgimiento de una candidatura que pudiera competir con los sucesores designados y a modo de Moreno Valle.

Con el apoyo incondicional de los diputados del PAN, tuvieron éxito en su maniobra”, dijo al recordar que la fracción del PRI votó en contra de este abuso.

Tanto el PRI, como el PRD nacionales presentaron controversia constitucional en contra, la cual fue “chicaneada” por el Congreso obediente a RMV haciendo modificaciones menores.
 
Las consecuencias

Por su parte, el ex aspirante a candidato independiente de Puebla, Enrique Cárdenas, señaló que como consecuencia quienes trabajan para abrir opciones mejores de voto a gobernador, alcaldes y diputados, se sintieron enojados por esta burla.

Entendemos que este camino de Independientes para darnos mejores gobernantes ha sido cerrado por quien pretende seguir teniendo control del poder y presupuestos de nuestra Puebla”.

“Su herramienta principal, es tener asegurada la lealtad política y personal de los actuales y futuros legisladores (Diputados locales, federales y senadores) del PAN-PRD-MC”, dijo.

Indicó el académico que por desgracia para la democracia, observan que le fueron cedidas a Moreno Valle por la alianza PAN-PRD-MC (Por México al frente) las candidaturas.

Tenemos entonces la certeza de que, de lograr mayoría los diputados de Moreno Valle, no cambiaran en lo absoluto las condiciones democráticas, deudas ocultas, rendición de cuentas y otras. Nuestros esfuerzos se encaminarán por esa razón, en otras direcciones”, explicó.


 
El boicot

De este modo, hicieron un llamado a la sociedad para activarse de manera que no se emitan votos por los candidatos del PAN -PRD y MC, sin importar su perfil, ya que es la mejor forma que se tiene para cobrarle un precio a quien se ha burlado de la democracia y a los partidos que se prestaron a la maniobra.

Los partidos que, negando sus compromisos de valores democráticos, se presten a estas maniobras de cederle a un “virrey” la selección y control de diputados, deberán pagar un precio electoral o continuarán conduciéndonos a la democracia fingida y a otras desgracias sociales”, dijo Enrique Cárdenas.

Aclararon en relación con candidatos a alcaldes, gobernador o presidente, no se pronuncian a favor o en contra de alguno, ya que pretenden exclusivamente animar a la sociedad a influenciar con su “No Voto” a la composición de Congreso, que debería de ser la máxima representación de la ciudadanía, y ha sido secuestrado.

Pliego petitorio

Asimismo, informaron los integrantes de Sumamos, que presentarán un pliego petitorio a los partidos PRI, Morena y PES, en el que se comprometan con sus fracciones de diputados a corregir esta ley electoral anti-independiente.

Asimismo, se revisen las leyes que cubren el fideicomiso que esconde la deuda, así como lograr una Auditoría Superior del Estado ajena a la influencia del gobernador y otros poderes y partidos.

De lograr con sus diputados la mayoría en el congreso, tendremos una buena probabilidad de que se modifiquen estas leyes y habremos dado un gran paso para defender el derecho ciudadano a ser votado, a una mejor democracia y revisión efectiva de las cuentas públicas”, señalaron en el pliego.

“De firmarnos el compromiso estos partidos estatales y validado por sus nacionales, pediremos a los ciudadanos, voten por sus candidatos a legisladores, disminuyendo así a la influencia de RMV y aumentando la influencia de nuestra propuesta democrática”, afirmaron.
 
Las demandas
 
1.- Nueva Reforma Político-electoral.
 
CANDIDATURAS INDEPENDIENTES ACCESIBLES: Legislar con voluntad real de abrir la competencia democrática corrigiendo la ley actual, la cual en Puebla se diseñó para burlar este derecho democrático y humano. La iniciativa de reforma debe considerar las resoluciones del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y hacer posible el cumplimiento de los requisitos para que los ciudadanos puedan ser candidatos sin partido en el estado de Puebla. Esta reforma debe incluir, entre otras modificaciones, que el número de apoyos ciudadanos no sea mayor al 1% de la lista nominal y el plazo para obtenerlos no menor a 120 días.
 
2.- Garantizar autonomía de la Auditoría Superior del Estado de Puebla.
 
Aprobación de una reforma que garantice no solo su autonomía, sino que el Auditor Superior sea nombrado por el Congreso de entre una terna propuesta por las principales universidades y las organizaciones de la sociedad civil de Puebla, con una metodología transparente y que permita seleccionar a los perfiles idóneos e independientes de los otros poderes. Se trata de evitar injerencias, corrupción y uso político de la ASEP. Propondremos metodología.
 
3.- Transparentar y revisar el Fideicomiso Angelópolis, así como recuperar para el Congreso la facultad irrenunciable para asignar y supervisar la aplicación de recursos políticos.

Modificar la ley de presupuestos y deuda pública para impedir que nuevamente el Ejecutivo pueda endeudar al estado, bajo cualquiera de sus modalidades, sin la aprobación expresa del Congreso y en cumplimiento de los preceptos constitucionales sobre la materia. La facultad de asignar y aprobar el presupuesto no debería ser delegada a otra entidad que no sea él Congreso del estado.