Ante el control de los órganos electorales, el  despilfarro de recursos públicos, la intentona de reelección indirecta a través de esposas o hijos, nepotismo y manipulación de las masas, Puebla y Veracruz son los focos ultra-rojos en el mapa electoral, a los que la dirigencia nacional de Morena pondrá mayor atención, revelaron los consejeros nacionales Jaime Cárdenas Gracia, Luis Humberto Fernández y José María Martínez.

Los también senadores del Movimiento Regeneración Nacional, Fernández y Martínez, recordaron que el consejo creado por su presidenciable, Andrés Manuel López Obrador, tiene la misión de defender el voto durante la jornada electoral del primer domingo de julio y hasta que  finalice el proceso.

Nosotros, acentuaron, hemos visto características similares, el exgobernador Moreno Valle Rosas  y el mandatario Miguel Ángel Yunes Linares han tomado el control de las instituciones, para convertirse en la familia que definen las reglas e impone a los titulares de los órganos, sentenciaron.

Destacó que la visita a Puebla es porque a nivel nacional preocupa la participación de la candidata del PAN, Martha Erika Alonso Hidalgo por todos los intereses políticos, familiares y económicos que la rodean y que están al abrigo de Rafael Moreno Valle Rosas.

“En la entidad estaremos con los observadores internacionales para que vigilen los comicios e impidan el fraude, ya que sí existen grandes posibilidades de irregularidades siendo las zonas rurales las más susceptibles por la marginación y pobreza”.

El senador José María Martínez conminó a los poblanos deshacerse de todo lo que huela y venga de Rafael Moreno Valle Rosas, por estar metido hasta las narices en la elección.

La única forma de contener el posible fraude como el que se avizora en Puebla y Veracruz, es acudiendo a votar y el cuidado de las 7 mil 547 casillas, recomendó sacar una fotografía a la sabana de la boleta para prevenir cualquier irregularidad estatal, reiteraron.

Denuncia ante el INAI

Ante las miles de llamadas en contra de Andrés Manuel López Obrador, el senador Fernández Fuentes, revelo que presentarán una denuncia ante el INAI por violación a la privacidad de los ciudadanos.

Además interpondrán otra más ante el INE y ante la FEPADE por la guerra sucia emprendida a través de números telefónicos a particulares y a teléfonos móviles.

Indicó que la estrategia contra López Obrador dio malos resultados a los organizadores, pues dos mil 350 personas denunciaron esa práctica realizadas por computadoras y callcenters.

“Van a perder la elección y van a perder el dinero que se robaron y con el que están haciendo estas llamadas;  agradecemos los golpes e infamias, porque nos han hecho más fuerte y determinados y han demostrado que son los mismos y a veces más baratos”.

Señaló que el plan fue fraguado por el panista Ricardo Anaya Cortés aunque indicó no contar con pruebas para acusarlo directamente.

“Ya tenemos estructurada la defensa y vamos a ingresar los recursos por violación a la privacidad por los teléfonos y una denuncia al INE y eventualmente ante FEPADE; cada vez que entra una llamada les está llegando pesos de la corrupción no hay forma legal de contratar este volumen más que a través de recursos que son robados”.