Al acentuar que la elección del primer domingo de julio se judicializará por todas las acciones realizadas por el árbitro electoral para favorecer a los candidatos del PRIAN, el postulado al Senado por Morena, Alejandro Armenta Mier, especificó que la guerra sucia que viven los aspirantes de “Juntos Haremos Historia” es un claro ejemplo de la desesperación y pesimismo que vive el morenovallismo.

Armenta Mier consideró que el grupo en el poder, conforme se aproxime  el día de los comicios, atacará con más fuerza a Morena y a sus representantes en la contienda, porque sabe que los poblanos acudirán a las urnas para refrendar su compromiso con los candidatos comprometidos con la verdadera transformación de Puebla y México.

Por lo tanto, aseguró que este proceso quedará escrito en la historia poblana como el más sucio por la intervención de la administración morenovallista, al tratar de impedir a toda costa la victoria de Andrés Manuel López Obrador y de todos los candidatos de “Juntos Haremos Historia”.