Ante empresarios poblanos, el candidato a la presidencia municipal de la capital, Guillermo Deloya Cobián, se pronunció por una reconciliación entre los poblanos para poder atacar el rezago que existe ya que, fuera de los lugares más conocidos, hay colonias que viven en la marginación.

Durante una reunión con el Consejo de Organismos Empresariales (COE) Guillermo Deloya dijo que hay que entretejer nuevamente a la sociedad, “volvernos a dar la mano como lo que somos, orgullosos poblanos que desafortunadamente hoy nos encontramos molestos y desesperanzados”.

Advirtió que la sumisión hacía el gobierno estatal con la que han actuado los ayuntamientos en los últimos ocho años, proveniente de los intereses del gobierno y no de la gente, lo que provocó un divorcio con la ciudadanía.

Ante los integrantes del COE, Deloya Cobián presentó su Plan Integral, conformado por siete ejes de los cuales, dijo, permitirá cambiarle la cara al municipio y devolverle a la ciudadanía la calidad de vida y desarrollo económico.

El abanderado del PRI, aseguró que es irresponsable el querer capitalizar el rencor social cuando no se toma en cuenta un verdadero diagnóstico y estrategias realizables que vayan directamente al beneficio de la gente.

“Puebla vive una ola de criminalidad que pareciera imparable, ya que nunca la habíamos vivido los poblanos, delincuencia de primer piso que nos lastima, que ofende a nuestra gente, además de una pobreza que hoy nos ubica en un deshonroso segundo lugar nacional en concentración de pobreza urbana que tiene que ver con la calidad de vida, la cual es la que el municipio debe proveer hacia sus ciudadanos”, sostuvo.

Precisó que en Puebla está en un vertiginoso crecimiento de la criminalidad y esto amerita acciones de reacción inmediata, pero también de construcción a efectos de prevención y de integración social que permita las condiciones necesarias para tener una comunidad sana en conjunto con el gobierno municipal.

Refrendó su compromiso de que con el sistema que propone en materia de seguridad pública proveerá esa calidad de vida traducida en seguridad para los ciudadanos, ya que, también, involucra a los sectores productivos. Puebla segura, no es tener sólo más policías, se necesita darle más cuidado al ciudadano y no regatear en el número de elementos.

“Cuando pierdes bases de objetividad ofreces propuestas vacías, hay que empezar desde la raíz, primero con una reingeniería financiera del municipio, porque para cualquier política pública se requiere consenso, voluntad política y dinero y de ello tenemos que hacer un sistema para que pueda dar alojamiento a todas estas propuestas”, aseveró.

La reingeniería, indicó el candidato, empieza por hacer productivos los ingresos del Ayuntamiento, ya que hoy, 18 por ciento de ese presupuesto total se destina a infraestructura que significa obra pública, procuraduría y servicios, lo que te deja poco margen de maniobra y hace un municipio de reducidas capacidades.

Prometió que, al gobernar la ciudad, se reorientarán los gastos para poder tener, en los primeros 100 días, una cobertura del 30 por ciento de inversión de la capacidad del erario público municipal y poderlo destinar a inversión productiva.