Desde el ámbito parlamentario, de gestión y con el otorgamiento de recursos suficientes en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), debe fortalecerse la Red Consular Mexicana en Estados Unidos, para impedir y atender cualquier caso de abuso contra nuestros paisanos, como “la política cruel, inmoral e inhumana que el gobierno de Donald Trump realizó para separar niñas y niños de sus padres en los centros de detención para indocumentados”, advirtió Maritza Marín Marcelo.

La candidata del PRI a la diputación federal por el Distrito 14 recordó que desde marzo de 2017, ante las amenazas del mandatario republicano de endurecer su política migratoria, en los 50 consultados que México tiene en Estados Unidos comenzaron a operar Centros de Defensoría para ofrecer asistencia legal a los paisanos.

Sin embargo, agregó la diputada local con licencia y quien presidió la Comisión de Migración y Asuntos Internacionales del Congreso local, los recursos son insuficientes para contratar personal y dar seguimiento a los casos de abuso contra nuestros paisanos, como los que vimos en estos días y que causaron indignación internacional, lo que afortunadamente consiguió que se frenaran, y obligó al presidente estadounidense a formar un decreto para ello.

La candidata priísta por el Distrito 14 Federal se sumó al pronunciamiento que este miércoles realizó la Comisión Permanente del Congreso de la Unión y que solicita al gobierno mexicano:

Considerar la posibilidad de retirarse de cualquier esquema de cooperación bilateral con los Estados Unidos de América en materia de migración, combate al terrorismo y lucha contra la delincuencia organizada transnacional, en tanto el presidente Donald Trump no se conduzca con el respeto que merecen las personas migrantes”.

Marín Marcelo apuntó que este es un tema que, como diputada federal de la próxima LXIV Legislatura, estará en su agenda inmediata, para también hacer un llamado a los organismos internacionales que defienden los derechos humanos y de los niños, niñas y adolescentes, para que se pueda generar un mecanismo multilateral de protección y condenada a cualquier caso que se presente de menores connacionales y de otros países, por “la cruel e inmoral política migratoria de Trump”.