El origen indígena de los poblanos y mexicanos debe defenderse dignamente por ser esencia fundamental en la columna vertebral de "nuestro" ADN, acentuó el candidato a gobernador por Morena, Luis Miguel Barbosa Huerta, al subrayar que todos los pueblos indígenas del estado poblano tendrán la ayuda necesaria para salir del olvido en que los sumió el exgobernador Rafael Moreno Valle Rosas.

En San Miguel Tzinacapan, adelantó a sus habitantes que el gobierno de “Juntos Haremos Historia” de ganar el dos de julio, que cada uno de los pueblos indígenas tendrá el presupuesto suficiente para recuperar el esplendor periodo por los gobiernos anteriores del PRIAN, que tanto daño han provocado a los ciudadanos de los 217 municipios de la entidad.

Además, destacó a la comunidad que el gobierno federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador nunca más permitirá que un gobernante trate con la punta del pié a quienes son las bases de este país independiente y democrático.

"La colusión de la autoridad municipal con los grupos delincuenciales ha propiciado zonas de impunidad, en las que se permite el asentamiento de grupos dedicados al cultivo y trasiego de drogas".

Barbosa Huerta puntualizó que la corrupción ha permitido un crecimiento de los niveles de delincuencia nunca antes visto por los poblanos y poblanas en la historia del estado, por la falta de capacidad de las autoridades anteriores y actuales en la administración estatal.

"La inseguridad se percibe a través de los asaltos, secuestros, robo de ganado y extorsiones, también en esta zona del estado, que asusta e intimida a la población, pero les aseguro que todo esto irá disminuyendo notablemente en mi gobierno", matizó.

Detalló que las acciones consideradas en su plan regional de desarrollo plantean una depuración de los altos mandos de la policía, mientras que se mejorarán las condiciones económicas salariales de los uniformados y se les dotará de mejores equipos para desarrollar un óptimo desempeño de sus funciones.

Además, los planes de desarrollo integral estarán dotados de recursos suficientes para evitar su fracaso como ocurre con los de la administración estatal, sentenció.

“Aquí no hay los apoyos para producir la riqueza y esto genera un estancamiento económico en Cuetzalan y los pueblos aledaños, a esta zona se le conoce por su belleza y su vegetación en todo México y el mundo. No es posible que los gobiernos del estado y la federación se hayan olvidado”.

Luis Miguel Barbosa puntualizó que se impulsarán apoyos para el rescate del campo y con ello devolver a los productores y ganaderos la seguridad que requieren para hacer atractiva esta zona serrana a la inversión privada. 

A los ciudadanos pidió el voto de confianza, al advertir que el gobierno que desarrollará será cercano a la gente, abierto al diálogo y austero, además, siempre buscará el progreso de las comunidades más alejadas del estado.

Al lado de los candidatos para presidenta de Cuetzalan, Rufina Villa y el diputado local, Manuel Viveros, Barbosa Huerta refrendó su compromiso social.