A siete días del proceso electoral a desarrollarse durante el primer domingo de julio, el candidato de “Juntos Haremos Historia” a gobernador, Luis Miguel Barbosa Huerta, exigió a los representantes de casilla de la coalición mantener la dignidad para evitar aceptar la ayuda económica, que ya comenzó a repartir “la mafia del poder” que en Puebla representa el morenovallismo, sentenció.

En Ciudad Serdán, el abanderado de Morena, PT y PES, también pidió a los pobladores no confiarse porque a pesar de los 20 puntos de ventaja con los que, asegura, supera a la panista de “Por Puebla al Frente”, Martha Erika Alonso, y acusó que “los mafiosos” pretenden voltear el resultado realizando un mega fraude electoral.

Barbosa Huerta acentuó a lo simpatizantes del movimiento obradorista que la convicción también jugará un papel medular al momento de cuidar y defender los votos sufragados en las boletas electorales, para expulsar al fantasma del morenovallismo.

Adelantó que la del uno de julio será una batalla electoral nunca antes vista en territorio poblano y en México, porque las fuerzas oscuras que comanda Rafael Moreno Valle con sus cañonazos de dinero tratarán de comprar a las fuerzas leales de “Juntos Haremos Historia” en la entidad.