Francisco Ramírez Gómez, candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la presidencia municipal de Acatzingo, se comprometió a acabar con los cacicazgos y el autoritarismo político de quienes tanto han dañado a Acatzingo y sus comunidades.

Durante el acto de cierre de campaña en la cabecera municipal, el abanderado priísta se comprometió a construir, junto con los ciudadanos, “un nuevo Acatzingo, devolver la tranquilidad a los ciudadanos y desarrollar un permanente programa de apoyo al campo, que permita convertir al municipio en potencia agroalimentaria”.

“En Acatzingo, vamos a acabar con el caciquismo político que sólo ha propiciado atraso y pobreza a nuestra población. Nuestro municipio merece un gobierno honesto, claro y transparente, que realmente ofrezca trabajar con visión de desarrollo y que genere oportunidades para todos”, enfatizó.

El ingeniero agrónomo egresado de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh) ofreció impulsar al campo a través de Paquetes Tecnológicos, Capacitación y Tecnificación para el campo, una Central de Maquinaria, así como la construcción del primer Laboratorio Municipal de Suelo.

Dijo que la inseguridad aqueja gravemente a Acatzingo, lo que se atenderá con la instalación de una red de cámaras conectadas a un Centro de Monitoreo que trabajará las 24 horas.