Ante el descubrimiento de la pirámide con más de mil 400 años de antigüedad, la administración de Luis Banck Serrato  acentuó que las obras del Parque de Amalucan no se frenarán ni se aplicarán modificaciones al proyecto.

La presidenta de la comisión de Infraestructura Myriam Arabián Couttolenc puntualizó que ahora todas las determinaciones dependen del gobierno estatal y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), pero afirma que la pirámide no tiene afectación alguna como informó el gobernador Antonio Gali la víspera.Explicó que la estructura prehispánica se encuentra en la parte más alta del cerro, en tanto que los juegos y demás infraestructura en alas laterales.

“Ese espacio deberá ser trabajado por el INAH, es el responsable  de ver cómo podemos restaurar y qué procede de esa pirámide de los primeros pobladores del área; ahora todo le corresponde al INAH, solo les damos parte del hallazgo y, claro, es un patrimonio invaluable; de  lo que me acuerdo es que  la pirámide está en lo más alto del cerro y esta parte donde se construye es bosque,; todo lo demás está del otro lado, no se modifica el proyecto y no se afecta”.

Arabián Couttolenc indicó que el proyecto va muy avanzado y se inaugurará en unos meses, mientras que las intervenciones en la pirámide apenas van a empezar.

De igual modo, subrayó que con esto se demuestra la importancia de Puebla y su cultura, además compartió que en La Resurrección y en San Francisco Totimehuacan existen también vestigios que no han podido ser rescatados por diversos factores de la autoridad federal y del propio INAH.

“El ayuntamiento no pueden destinar recursos para su rescate, pero sí ayudar en la identificación y el mantenimiento en sus alrededores”, estimó.

Rescate Centro Histórico

Alrededor de 10 millones de pesos se necesitan invertir para rescatar un solo inmueble dentro del Centro Histórico, situación que ha detenido el rescate integral de esta zona colonial, lamentó Raymundo Carpinteiro Vera representante del Consejo Ciudadano de Obras y Servicios del ayuntamiento de Puebla,.

Recordó que en la parte norte del también llamado primer cuadro de la ciudad se encuentra en estado “ruinoso” superior al 35 por ciento de los inmuebles.

Luego de  colaborar en la mesa de trabajo de la Comisión de Infraestructura, el también presidente de la Academia Perspectiva de Ingenieros, indicó que  urge intervenir en centro porque aunque no se vendrá abajo, existen riesgos de que sea “la crónica de un suicidio anticipado, es decir,  los costos se incrementarán por las nubes”.

El uso de suelo es muy caro, precisó, si se pudiera generar y vender vivienda pero precios como si fuera lo más caro de la zona de Angelópolis por lo costoso del suelo.

“Es una inversión fuerte, los terrenos originalmente eran de 40 por 40, ahora, se fraccionaron, de 20  metros de frente por 40 de fondo rehabilitarlo requiere como mínimo de 10 millones de pesos. Ya no se pueden generar vecindades, el centro debe ser un lugar de excelencia”.

Detalló que en este trazo existen más de 300 inmuebles abandonados que no solo provocan posibilidad de derrumbe sino un problema socialmente grave como inseguridad, violencia y delincuencia: ya no se puede caminar tranquilamente en el centro”.

Además el abandono de ese perímetro, derivó,  porque la gente que habita las casa tiene la necesidad de hacer reparaciones pero no tienen recursos, hay gente que literalmente vive en una mina de oro porque es un bien que cuesta mucho dinero “pero viviendo en condiciones dramáticas, en un cuarto donde los techos ya colapsaron y está lleno de hierbas; esperamos que la próximas autoridades lo hagan y lo estamos planteando”.

Recordó  que en los años sesentas habitaban 250 mil personas el centro, ahora menos de 40 mil, que representa que un 84 por ciento huyó del centro histórico, y  otros lugares y únicamente el 16 por ciento se mantiene.