El Colectivo Nacional Alerta Temprana de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos anunció la realización un programa de monitoreo sobre las condiciones de riesgo bajo a las que la mayoría de los comunicadores en campo darán cobertura a la jornada electoral del próximo domingo 1 de julio.

Así lo informaron a través de un comunicado, sentenciaron que ante los hechos de violencia que se han suscitado en estas elecciones, el gremio periodístico también ha visto afectaciones. 

El colectivo de periodistas, en plena coordinación con instancias como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el Mecanismo Federal de Protección a Periodistas, y las fiscalías especializadas de la PGR para la atención de delitos contra la libertad de expresión (FEADLE) y delito electorales (FEPADE), implementarán el programa tiene como principal finalidad documentar, acompañar y atender en la medida de lo posible todas las agresiones de las que sean víctimas los comunicadores que se encuentren en cobertura de la jornada electoral. 

Los estados donde se realizará este ejercicio será con mayor énfasis en los estados de Oaxaca, Guerrero, Puebla, Ciudad de México, Tabasco, Estado de México, Veracruz, Chihuahua, San Luis Potosí, Chiapas, Nuevo León, Jalisco, Guanajuato, Quintana Roo, Tamaulipas, Michoacán, Hidalgo, Coahuila y Sinaloa, en donde se han concentrado la mayor cantidad de asesinatos contra actores políticos en lo que va de este periodo electoral.

Cabe recordar que solo en estas entidades, desde el inicio del proceso electoral que arrancó el 8 de septiembre y hasta el 16 de junio pasado, ya se han registrado un total de 133 asesinatos contra políticos y otros 351 asesinatos en contra de actores que buscaban un cargo de elección popular, lo que hace a este proceso electoral el más violento en toda la historia de México.

En ese contexto, los comunicadores también se han convertido en un blanco de agresiones de la delincuencia organizada, por esa razón este Colectivo ha desplegado, a través de una red de colaboradores en todo el país, una fuerza de acompañamiento de 30 visores que estarán observando las condiciones de trabajo para los comunicadores desplegados en el estado de Puebla, y otros 25 que realizaran labores de monitoreo en el resto de los estados con altos índices de violencia.

Así mismo se hace un llamado a todos los periodistas del país, primero a que extremen sus condiciones de seguridad, tratando en la medida de lo posible a no hacer labores de reporteo solos, que los vehículos en donde se trasladen sean plenamente identificados con la leyenda “Prensa”, que porten a la vista los gafetes de identidad de sus medios y de los órganos electorales que los acreditan para sus funciones informativas.

También se recomienda no hacer coberturas informativas en áreas despobladas, no adentrarse en caminos de terracería, máxime si se viaja solo, informar siempre a sus jefes de información sobre la ubicación exacta en la que se encuentren y mantener contacto permanente con otros compañeros de medios.

Se invita a los directivos de medios, jefes de información y/o coordinadores editoriales, a que no pongan en riesgo la seguridad de los periodistas, evitando enviarlos a coberturas de alto riesgo en zonas de conflicto, sin contar con las medidas de seguridad pertinentes. 

Cualquier incidencia se puede reportar al teléfono 5574789138 y/o al correo electrónico [email protected] a fin de darle la atención inmediata a cualquier incidencia que atente contra la libertad de expresión o contra la seguridad de los periodistas, en donde se contará con el respaldo de las instituciones adheridas a este programa de seguridad para comunicadores.