Un grupo de 10 personas fue remitido al Ministerio Público luego que fue detenido en San Manuel con hojas de las ubicaciones de las casillas. 

Tras la detención, Morena reconoció que se trata de gente cercana al movimiento y solicitó la inmediata liberación de los simpatizantes, en tanto que los representantes de Acción Nacional sentenciaron que se trata de “mapaches” que pretendían comprar el voto. 

Es de destacar que al momento de la detención no se les encontró efectivo a ninguno de los 10 asegurados por los Policías Estatales.