En un terreno baldío que se ubica en las inmediaciones de la población de Madero, en el municipio de Quecholac, desconocidos dejaron abandonado el cuerpo sin vida de un hombre que fue torturado y ejecutado.

Al desconocido le dejaron un mensaje escrito en cartulina donde la muerte se la adjudica un grupo delictivo, además de amenazas.

Fueron vecinos de la zona quienes hallaron el cadáver y dieron aviso a la Policía Municipal, para que estos acordonaran la zona, en espera de la llegada de la Policía Ministerial del Estado (PME), que se hizo cargo de las primeras investigaciones del crimen. 

No se dieron detalles ni de las ropas ni de las características del occiso, solo se dijo que el cuerpo fue trasladado al anfiteatro del Panteón Municipal de Tecamachalco, para que le fuera practicada la necropsia y en espera de que sea identificado.