En medio de la peor crisis postelectoral en la historia reciente de Puebla, la clase política está dividida y enfrentada por lo sucio del proceso.

El escenario de caos y violencia encarna a ese tigre que, a nivel nacional, infundió miedo en la percepción ciudadana, pero que sólo se hizo realidad para los poblanos.

Soltaron al tigre en Puebla. ¿Quién dice 'yo' para volver a encerrarlo?