En una tercera rueda de prensa, esta vez acompañada por integrantes del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, quienes respaldaron el triunfo de Martha Erika Alonso Hidalgo, el pasado uno de julio, la gobernadora electa insistió en la diferencia de casi 100 mil votos contra el excandidato de Morena, Luis Miguel Barbosa Huerta. 

Los partidos de la coalición Por Puebla al Frente nos mantendremos en una actitud pacífica porque no queremos más violencia en Puebla”, aseguró Erika Alonso. 

Por su parte, el presidente nacional del PRD, Ángel Ávila Romero, respaldó a la candidata frentista y denunció que el magistrado José Luis Vargas Valdez se abstenga de participar en la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.  

Necesitamos gobernantes que sean legítimamente electos…no queremos intromisiones de otros actores políticos que presionen de manera indebida al tribunal”, sostuvo Ávila Romero.