Ni Leoncio Paisano Arias ni Hermelinda Macoto Chapuli se presentaron a comparecer para aclarar desfalcos por más de 243 millones de pesos en sus cuentas públicas en los ayuntamientos de San Andrés Cholula y Coronango, respectivamente.

Fuentes de ambos ayuntamientos refirieron que ninguno de los dos exalcaldes acudió, a pesar de que el pasado viernes vencía el plazo para hacerlo de manera legal.

Leoncio Paisano Arias tiene que aclarar irregularidades en un daño patrimonial de más de cien millones de pesos, detectado en el dictamen de la entrega recepción.

En tanto, Hermelinda Macoto, debe aclarar las anomalías por más de 143 millones de pesos, según el mismo dictamen anunciado la semana pasada.

Iniciarán denuncias

En entrevista, la presidenta municipal de San Andrés Cholula, Karina Pérez Popoca, recordó que el exedil de extracción panista, Paisano Arias, tenía de plazo hasta el viernes 18 de enero para comparecer ante el Ayuntamiento, tras un citatorio oficial.

Indicó que independientemente de si se presentaba a esclarecer las irregularidades detectadas en la entrega recepción, el dictamen ya será presentado ante la Auditoría Superior del Estado (ASE), para que proceda conforme a derecho.

“Yo tengo mi proceso, que llegue la fecha o entrego a la Auditoría Superior”, sentenció la alcaldesa emanada del partido Movimiento Regeneración Nacional, (Morena).

Son más de cien millones de pesos podría ascender el daño patrimonial a las arcas del ayuntamiento de San Andrés Cholula, en la administración de Leoncio Paisano Arias.

Hace unos días, fue aprobado en cabildo el dictamen de la entrega recepción que fue presentado al cuerpo de regidores en cabildo por parte del nuevo Ayuntamiento, presidido por Karina Pérez Popoca.

Las situaciones más graves tienen que ver con obra pública, algunas inconclusas como el edificio del DIF municipal, por el cual se pagaron 15 millones de pesos y no se terminó.

Además, en el caso del DIF, no ingreso un solo peso de consultas en los cuatro años y ocho meses de gestión de Paisano Arias, una estimación de 12 millones de pesos.

Existen empresas a las que ya se les ha pagado el equipamiento del inmueble, y ahora no aparecen.

Karina Pérez explicó que, por cobro de consultas, atención rehabilitación o cualquier otro servicio, no existe ni en tesorería, ni en ninguna otra área de dónde ingresó ese dinero.

Por ejemplo, señaló que más de 300 bienes materiales “desaparecieron”, entre ellos equipo del DIF y de seguridad pública. Tampoco aparecen unos radios Matra de la Secretaría de Seguridad Pública, los cuales les preocupa el uso que se les esté dando.

Asimismo, recordó que en cuestión de obras, en el centro deportivo Mayaquen, se ha tenido que regresar recursos federales, porque no cumple con especificaciones, ni hay bitácora de obra en las remodelaciones.

También hay procedimientos por más de 50 millones de pesos por la adjudicación de obras, porque no existen pólizas, ni la publicación, así como la prestación de servicios.

Por ejemplo, hubo un gasto de más de 13 millones 396 mil pesos, en productos farmacéuticos repartidos en 10 meses del 2018, mientras que han gastado más de 50 pesos apenas en tres meses.

“Sabemos que hay una afectación de 50 millones de pesos, porque no está siendo comprobado ese dinero”, indicó Karina Pérez Popoca.

Macoto, entre camionetas y desfalco

Por su parte, Hermelinda Macoto Chapuli, no se ha presentado a comparecer para aclarar un daño patrimonial por 143 millones de pesos tan solo en el último año de su administración en la presidencia municipal de Coronango.

Hace unos días, en rueda de prensa, el actual presidente municipal, Antonio Teutli presentó el dictamen de la entrega recepción aprobado por el cabildo.

Por lo tanto, afirmó el alcalde que en su caso se interpondrán denuncias penales aparte de informar a la Auditoria Superior del Estado (ASE), como lo marca la ley.

Señaló que existen graves irregularidades financieras en diferentes apartados, principalmente en obra pública, cobros de impuestos, compra de vehículos y de predios.

El presidente municipal detalló que detectaron inconsistencias en obras públicas por más de 83 millones de pesos.

Además, durante la pasada administración se adquirieron tres vehículos de lujo, dos camionetas, una blindada y un automóvil Kia, todo por más de tres millones de pesos, sin embargo, las unidades ya no están en poder del Ayuntamiento.

"Se está señalando de anomalías financieras lo equivalente a un año y medio de presupuesto total de este municipio", asentó el contralor Antonio López Espinosa.

Se detectaron gastos no comprobados por un millón 845 mil pesos, así como servicios legales sin comprobación por más de un millón 300 mil pesos.

También hay registros de apoyos a grupos sociales no comprobados por más de un millón 280 mil pesos, lo mismo que ayuda a personas por 1 millón 911 mil pesos.

Por lo tanto, se explicó que la exalcaldesa de Coronango tenía 15 días para solventar un daño patrimonial de más de 143 millones de pesos, pero hasta la fecha no se ha presentado a comparecer, según fuentes del Ayuntamiento.

“Si a pesar de que se les cite y comparezcan no presentan la documentación, iniciaremos acciones legales respectivas, porque no puede ser que no se encuentre en las oficinas”, advirtió.