La Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) aprobó hoy un nuevo experimento diseñado para buscar partículas ligeras y débiles en interacción en el Gran Colisionador de Hadrones (GCH), el más poderoso y mayor colisionador de partículas del mundo y la mayor máquina del mundo.
   
El Experimento de Búsqueda hacia Delante (Faser) complementará el actual programa de física del CERN, lo que extenderá su potencial de descubrimiento a varias partículas nuevas, algunas de las cuales son muy buscadas por estar asociadas con la materia oscura.
   
Con un creciente interés en las partículas no descubiertas, principalmente las partículas longevas y la materia oscura, se propusieron nuevos experimentos para ampliar el potencial científico del complejo.
   
"Este nuevo experimento ayuda a diversificar el programa de física de los colisionadores como el GCH y nos permite abordar preguntas sin resolver de la física de partículas desde una perspectiva diferente", explicó Mike Lamont, coordinador del grupo de estudio de física más allá del colisionador.
   
Faser buscará un conjunto de partículas hipotéticas, incluyendo los llamados "fotones oscuros", partículas asociadas con materia oscura, neutralinos y otros. El experimento empezará a recabar datos de la pista 3 del GCH entre 2021 y 2023.
   
La materia oscura es un tipo de materia hipotética que no interactúa con la fuerza electromagnética, por lo que no puede detectarse directamente con emisiones de luz.
   
La evidencia astrofísica muestra que la materia oscura representa un 27 por ciento del universo, pero nunca se ha observado y estudiado en un laboratorio.

Con información de Xinhua.