El ingeniero Alberto Jiménez Merino fue designado por el Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) como su candidato al gobierno del estado de Puebla, luego de que se aceptaron sumarse al designado los aspirantes Ricardo Urzúa Rivera, Lorenzo Rivera Sosa, así como Enrique Doger Guerrero.

A través de su cuenta de Twitter, la presidente nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu dio a conocer la designación del exdiputado federal y delegado del gobierno federal en Sagarpa y Comisión Nacional del Agua.

“Deseo el mayor de los éxitos a @jimenezmerinomx, quien es el candidato del @PRI_Nacional a la gubernatura del estado de Puebla. Con unidad y con propuestas recuperaremos la confianza y armonía de los poblanos”, indicó.

En tanto, el presidente estatal del PRI, Javier Casique Zárate publicó: “Como Presidente del @PRIDePuebla quiero informarles que el Ingeniero @jimenezmerinomx será nuestro candidato a gobernador para la eleccion extraordinaria de #Puebla2019 . Sin duda un reconocimiento a su trayectoria en el partido. #VamosJuntosPorPuebla”.

Tras el nombramiento se sumó al apoyo Guillermo Deloya Cobián, señalando que es una adecuada designación por parte del Comité Ejecutivo Nacional al haber postulado a un hombre sensible con las necesidades de la sociedad, principalmente del campo.

Contra los ambiciosos del poder

El pasado 10 de febrero, al pronunciarse públicamente para ser candidato, Alberto Jiménez Merino pidió al Partido Revolucionario Institucional (PRI) cerrar el paso a “vulgares ambiciosos” que solo buscan satisfacer sus intereses personales.

Ese día, acompañado por líderes de colonias y mercados, expuso que era el momento que el PRI postulara a un priísta de cepa, que haya hecho un trabajo desde las bases del partido y que no ignore a la militancia. como ha ocurrido en los últimos años.

Sostuvo que en el partido ya no había lugar para quienes solo tienen ambiciones personales y se alejan de la militancia, sin embargo, indicó que hay al menos 500 mil priístas que siguen leales al y tricolor.

“Este es un partido con principios e ideales muy claros. Necesitamos cerrarles el paso a los vulgares ambiciosos, necesitamos cerrarle el paso a aquellos que, sin ideología, que si principios, que no son ni de aquí ni de allá, hoy, andan buscando encabezar la responsabilidad del gobierno del Estado”, enfatizó.

El exrector de la Universidad Chapingo destacó que los poblanos pueden estar seguros que su decisión en las próximas elecciones será respetada pues “hoy se respira en Puebla, un aire de libertad, hoy la gente puede estar segura de que elegirá a quien quiera sin ninguna presión y que estará garantizado el respeto a su voto. Creemos y tenemos certeza en las instituciones”.

Expresó que en el estado y, ante los principales reclamos de paz y seguridad, tanto pública como social, hay mucho por hacer y se deben buscar ya las mejores soluciones a los problemas que presenta esta entidad.

“Mientras otros, hoy se despedazan y dividen, nosotros buscamos unir a los poblanos, con propuestas que resuelvan las principales necesidades, e iremos hacia adelante, porque en el PRI somos más los buenos que los malos”, puntualizó.

Alberto Jiménez, integrante del grupo Renovación, puntualizó que tras los resultados que se tuvieron en 2018 se debía jugar con una baraja nueva, donde haya nuevas caras y, sobre todo, que se incluya a los priístas que han sido ignorados por años.

Señaló que en el proceso de reflexión no hay otro camino que recuperar al partido, pero contar con una baraja nueva y que el PRI vaya nuevamente con las causas sociales.