Al cerrar su precampaña para la candidatura al gobierno del estado por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Luis Miguel Barbosa Huerta cerró la puerta a los arribistas y oportunistas que se están presentando durante la precampaña, e indicó que el proceso no es una agencia de colocaciones.

En un acto celebrado en la Plaza de la Democracia, a unos metros del edificio Carolino, Barbosa Huerta, reiteró que su equipo de precampaña no es un órgano de afiliación y se equivocan quienes están llegando por sus intereses personales.

“Bienvenidos hombres y mujeres de buena fe”, señaló, al tiempo de recordar que no hay lugar aquí para arribistas ni oportunistas y llamó a cerrar filas todos los poblanos para recuperar la tranquilidad en el estado.

Con la presencia de senadores, diputados locales y federales, además de presidentes municipales, el aspirante a la candidatura dijo que el apoyo logrado hoy no es el resultado del esfuerzo de un día, pues no se dejó de luchar desde el primer día en que inició la campaña en el 2018, recordó.

En su mensaje, Miguel Barbosa insistió en que no andará repartiendo cargos en su próxima administración estatal y que mucho menos es una oficina de afiliación a Morena.

El precandidato a gobernador de Puebla por Morena dijo que sus contendientes se cansaron o nunca iniciaron precampaña, pero él recorrió todo el estado y reunió a miles de personas.

Reconoció que en el último año tuvo momentos muy complicados y hubo llanto de rabia e impotencia, pero “aguantaron” por la admiración que tienen al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Nuevamente, el aspirante gritó “es un honor estar con Obrador”, una y otra vez, provocando la euforia de los militantes y simpatizantes que asistieron al mitin.

 


 

 

Triunfo seguro

Barbosa Huerta aseguró que además de tener la candidatura en la bolsa debido a que es el mejor posicionado, expresó que sus rivales no iniciaron campaña o se quemaron con eventos de apenas 200 asistentes, en referencia a Nancy de la Sierra y Alejandro Armenta Mier, respectivamente, e indicó “unos no empezaron y otros se cansaron de hacer mítines”.

Aseguró que Morena mantiene la ventaja de 5 a 1 contra cualquier otro partido, mientras él está tres puntos arriba de los senadores con licencia.

Barbosa Huerta le apostó a la reconciliación de Puebla y pidió a los militantes y simpatizantes que le ratifiquen su confianza y lo elijan para que vuelva a competir por la gubernatura.

Por la unidad

Luis Miguel Barbosa señaló que una vez que gane irá por la unidad: “la confrontación era contra el poder que asechaba, que quería intimidar, que nos quería asustar y que nunca pudo, hoy es otro momento, Puebla requiere de la reconciliación, hoy por eso promovemos la firma del pacto por la reconciliación, la paz y el bienestar para Puebla, esa es la estrategia, primero entre militantes y simpatizantes de Morena, esta contienda interna es fraternal”.

Reiteró que es un hombre que siempre ha estado con el pueblo y que en toda su carrera jamás aceptó los privilegios de la clase política: “yo siempre estuve firme, rechacé los privilegios, orgulloso de mi origen, no me he ido, no estamos regresando, hemos estado siempre acá”.

Aseguro que uno de sus principios es que se acabe con la persecución hacia quienes piensan diferente y se inicie una nueva etapa para el estado donde lo que se privilegie sea la reconciliación que tanto reclaman los poblanos, así como devolver la tranquilidad.

El respaldo

Al mitin acudió Gabriel Biestro Medinilla, presiente del Congreso local, Olga Lucia Romero Garci Crespo, Mónica Lara, Tonantzin Fernández, Carmen Cabrera.

También los diputados federales Lizeth Sánchez del PT, Alejandro Carvajal, Edgar Guzmán y Guillermo Aréchiga.

Asimismo, estuvieron presentes los regidores del Ayuntamiento capitalino Rosa Márquez, Eli Esponda y Eduardo Covián, así como los presientes municipales de Juan Galindo, Tecuanipan, Zinacatepec, Izúcar de Matamoros, Juan Galindo, Zacapoaxtla, Cuautlancingo y Tecamachalco, entre ellos los senadores Armando Guadiana de Coahuila y José Narro de Zacatecas.