Las mujeres siguen estando poco representadas en los cargos directivos a nivel mundial, situación que ha cambiado muy poco en los últimos 30 años, indicó hoy la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en un nuevo informe.
   
Un futuro laboral en el que las mujeres ya no sean dejadas atrás en relación con los hombres está al alcance, pero requiere un paso decisivo, más que medidas graduales y titubeantes, señaló un informe de la OIT publicado por el Día Internacional de la Mujer.
   
"Tenemos que hacer que ocurra y el informe 'Un paso decisivo hacia la igualdad de género: En pos de un mejor futuro del trabajo para todos' ofrece un camino a seguir",
dijo Manuela Tomei, directora del Departamento de Condiciones Laborales e Igualdad de la OIT.
   
El informe tardó cinco años en ser elaborado bajo los auspicios de la iniciativa relativa a las mujeres en el trabajo, encontrando que en los últimos 27 años, la diferencia en las tasas de empleo de hombres y mujeres ha disminuido menos de dos puntos porcentuales.
   
En 2018 las mujeres todavía tuvieron 26 por ciento menos probabilidades de trabajar que los hombres. Además, entre 2005 y 2015, la llamada "penalización profesional de la maternidad" se incrementó de forma significativa a 38 por ciento.
   
"Además, las mujeres siguen estando poco representadas en los puestos más altos, una situación que ha cambiado muy poco en los últimos 30 años. Menos de la tercera parte de los directivos son mujeres, aunque es probable que tengan un nivel educativo más alto que sus colegas masculinos", según el informe.
   
El informe mostró que en general, la educación no es la principal razón de las menores tasas de empleo y los menores salarios para las mujeres, sino que las mujeres no reciben los mismos dividendos de la educación que los hombres.
   
"Varios factores bloquean la igualdad en el empleo y el que desempeña el papel principal es el cuidado de los hijos", dijo Tomei.
   
En el informe también se defendió vigorosamente un futuro laboral en el que todos puedan dedicar más atención a los demás, con tiempo para el cuidado y políticas de cuidado inclusivas.
   
También se abordó la necesidad de protección social universal y de un buen marco macroeconómico.

Con información de Xinhua.