Claudia Rivera Vivanco dijo estar a favor de la vida, pero con una sonrisa en el rostro se ató el pañuelo verde, símbolo con el cual se exige la legalización del aborto, en la muñeca izquierda, además pidió no criminalizar a las mujeres que decidan interrumpir su embarazo porque, subrayó,  tienen el derecho de decidir sobre su cuerpo.

Durante la sesión solemne de Cabildo, la acción a favor de las feministas, provocó que los panistas Enrique Guevara, Carolina Morales y Luz del Carmen Rosillo Martínez abandonaran el salón.

El efusivo momento tornó al Cabido en una grada de cualquier escenario deportivo por la serie de  porras y gritos de las activistas.

A lo largo de la sesión, la alcaldesa entregó el reconocimiento “Natalia Serdán 2019” a seis mujeres por su trabajo a favor de los derechos del sector femenil, entre ellas a Natali Beatriz Hernández Arias del Centro de Análisis, Formación e Iniciativa Social, le correspondió con el pañuelo verde, luego corearon porras feministas y posaron para la fotografía.

Hernández Arias en su discurso reveló que este 8 de marzo fue a la Ciudad de México a acompañar a una menor de 14 años de edad violada por su padre, a ejercer su derecho a la interrupción legal del embarazo, “hecho que en Puebla le fue negado”.

En ese marco, la activista, conminó a regidores de los diferentes partidos  se comprometan a continuar consolidando las estrategias de prevención, atención, sanciones y erradicación de la violencia contra las mujeres, de acuerdo al marco normativo nacional y estatal.

Frente a la negación de sus derechos, dijo, las mujeres han aprendido a “acompañarnos y a generar estrategias que nos permitan a salvaguardar nuestra vida”.

Reiteró que la red de apoyo feminista actuó para que una adolescente originaria de Santa María Xonacatepec, que enfrenta  un embarazo, derivado de una  violación a la que la sometió su padre, fue este día a acceder a su derecho a la interrupción legal del embarazo.

Dijo que el acceso del aborto legal en Puebla es una demanda urgente y necesaria, además es la deuda pendiente con las niñas, adolescentes y mujeres que están siendo sometidas a maternidades forzadas y a tener experiencias dolorosas.

A favor de la vida; no a la criminalización

Rivera Vivanco al finalizar la sesión dijo estar a favor de la vida, exigió un alto a la criminalización de las mujeres por decidir, luego de acentuar que existe una deficiencia en la ley hacía las mujeres.

Al igual que lo ha dicho la secretaria de gobernación Olga Sánchez Cordero, no vamos a promover el aborto, vamos a promover que se deje de criminalizar a las mujeres por decidir, eso un tema de salud pública, es un tema que los gobierno anteriores no han querido ver; cuando no se aplica la ley de manera uniforme, sin distinción, se comete un acto de discriminación”, apostilló. 

Rivera Vivanco consideró que la LX Legislatura no debe únicamente centrarse en el tema de la interrupción legal del embarazo, sino también en lo referentes a la comunidad LGBITT

Solo se debe aplicar lo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación decretó que por otras miopías de gobierno no se han aplicado en el territorio nacional, solo se pide se aplique la ley sin discriminación”, agregó la alcaldesa.

Por decidir, por tomar una decisión, dijo, eso (aborto o interrupción del embarazo) es un tema de salud pública, que los gobiernos anteriores no han querido ver para gobernar para todas y para todos, además cuando no se aplica la ley de manera uniforme se comete un acto de discriminación, “en lo que estoy a favor es para que no se criminalice a las mujeres”.

Priorizó que todas las actividades que están contenidas en esa visión progresista de la Cuarta Transformación están en diferentes canchas, al ejemplificar que en el Ayuntamiento da su postura, pero no está en su terreno reglamentar o legalizar.