El partido Acción Nacional voltea hacia un perfil ciudadano con Enrique Cárdenas Sánchez, quien tiene trayectoria transparente y nunca ha militado el algún partido político para contender en la elección extraordinaria de junio con el propósito de llegar a Casa Puebla, acentuó el director  del ICI, Germán Molina Carrillo, y advirtió que la candidatura de Morena entre Alejandro Armenta Mier y Luis Miguel Barbosa Huerta se definirá en los tribunales 

Consideró que en el caso del catedrático su postulación también se puede tomar como una incongruencia, pero en este caso, se califica de “peccata minuta” porque pesó más el ánimo de participar y aportar al estado.

Además, recordó que el sistema electoral es la única llave para lograr ser candidato, pues una candidatura ciudadana en tan corto tiempo no se podría alcanzar, “o sea que no tenía de otra”.

Bajo ese  contexto, destacó que el PAN se encuentra en un proceso de recomposición porque el morenovallismo se adueñó durante la gestión de Rafael, el corto de Tony Gali y los días que estuvo Martha Erika Alonso Hidalgo.

“Me parece que cada vez más los grupos morenovallistas se están saliendo de ese partido y los panistas tradicionales, los del yunque, que siempre han estado por años en ese sentido se van a sumar a la candidatura de Cárdenas porque al final no es uno de ellos, pues tampoco es un candidato que pueda ser cuestionado”.

Recordó que Tony Gali nunca fue militante del PAN, pero al final fue el candidato triunfador y no le afectó la militancia.

Germán Molina destacó que ahora solo resta ver cuántos sufragios sumarán el PRD y Movimiento Ciudadano, pues el nivel de votos que obtuvieron en el pasado proceso no fue de los mejores indicadores que apoyaron a Martha Erika Alonso.

Por lo tanto, explicó que ningún partido realmente tenía candidatos para el proceso extraordinario porque nadie imaginó el accidente fatal del 24 de diciembre previo en el que perdió la vida la gobernadora.

“No había muchos candidatos; luego Ana Teresa que quería regresar a su expartido, después Felipe Velázquez Gutiérrez, realmente no había un candidato que garantizar una buena integración de los de los partidos amigos del PAN”, dijo.

El académico destacó que Cárdenas Sánchez no solo unirá a eso partidos, sino también el voto duro yunquista, siempre unido a Acción Nacional. Además, el excandidato ciudadano a gobernador también está bien calificado con la cúpula empresarial del Consejo Coordinador Empresarial y Coparmex.

Refrendó que el perfil académico de Cárdenas por su trabajo como una persona de que conoce bien el estado, ayudará  mucho al PAN.

La candidatura del catedrático de la Ibero, acentuó, dará el plus a Acción Nacional y a sus socios, y al electorado una opción refrescante en el mercado democrático a diferencia de un perfil gris como el caso del PRI, con Alberto Jiménez Merino.

“Yo creo que en ese caso del Revolucionario institucional, solamente está participando por participar, no está en el viaje para contender y tampoco puede hacer una campaña de oposición real yo creo que metieron al candidato para ver qué es lo que puede negociar al final y qué es lo que puede usar el PRI”.

Reiteró que casi todos los candidatos que hoy van a contender han estado en otros partidos y Cárdenas no es el primero que se cambia de ciudadano porque ahora está en uno que no pensaban los analistas políticos.

Cárdenas no ha tenido cargos públicos, indicó, es un candidato que puede subir en las preferencias porque tiene trayectoria académica, su trabajo como rector de la Universidad de las Américas Puebla, como presidente del Centro de Estudios Manuel Espinosa Yglesias, además en la investigación tiene un nombre valorado y el organismo que preside le permite que vaya subiendo en las preferencias.

“Hay muchos votantes que no definen su voto; la verdad hay un número muy grande de personas que están esperando quién va a ser el candidato, creo que lo que nos están presentando las últimas encuestas es que la gente ya no voto por el partido, sino por el candidato, por la persona en ese sentido me parece que la postura que el doctor ha tomado, no le quedaba otra opción; no puedo decir si hizo bien o mal; pero creo que sí políticamente quería contender esa era la única forma”, insistió.

Pleito en Morena

Germán Molina insistió que una de las cualidades que menos tienen los políticos actualmente es congruencia, como el caso del aspirante a gobernador Barbosa Huerta, quien dijo que ya no participaría en política, si no era favorecido en el proceso electoral anterior.

Recordó que el principal conflicto que enfrenta el partido en el poder federal es la transparencia de su encuesta que definirá a su abanderado.

Además, dijo que el mensaje del pleito que se vislumbra legal en los tribunales entre Alejandro Armenta y Luis Miguel Barbosa será un pésimo mensaje para los propios morenistas y ciudadanos en general.

Priorizó que el candidato de Morena  ya no tendrá en apoyo de Andrés Manuel López Obrador en la boleta electoral de junio próximo, “no va a ser lo mismo llegar a la elección de local cómo está sin que esté el nombre de su líder moral”.