La producción de autos acompañada de sus múltiples factores, además de la situación local, nacional  y global, pero sobre todo, para que el nuevo contrato colectivo de trabajo entre en funciones a partir de enero del 2020, se vislumbra adelantar la revisión contractual y salarial de la base sindical, al finalizar este  año por la conclusión del acuerdo laboral multianual planteado entre la dirigencia gremial y representantes de la empresa.

Álvaro López Vázquez, secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores de Audi México, acentuó que realizará el esfuerzo para adelantar la revisión, pero aderezada con una negociación anticipada porque el emplazamiento a huelga se proyectaría para el último bimestre de este 2019.

La breve historia de Audi México precisa que el anterior titular del contrato colectivo de trabajo, el Sindicato Independiente de Trabajadores de Volkswagen (Sitiavw), estipuló por un lustro los tabuladores salariales en sus diversas categorías que engloba el reciente pasado mediato ajuste de 5.35 puntos porcentuales a 5.76 por ciento en una media de promedio anual.

El contrato de trabajo de Audi México engloba  ocho categorías salariales que van de la B a la I, tras dejarse de cotizar el grupo salarial A con un tabulador base de 265 pesos diarios traducidos en ese rubro en 8 mil 215 pesos mensuales, más premios económicos más prestaciones laborales.

La planta de autos premium con sus tabuladores salariales sindicales vigentes de acuerdo a contrato fluctuaría entre los 295 pesos y 740 pesos. Pero el tabulador HAY vigente a partir del primero de enero del 2017 destacó 13 categorías y subcategorías, con un nivel superior aI que pasó a los 780 pesos en 2018 y a 825 pesos este 2019.

El método de valoración HAY, tiene cinco criterios esenciales que incluyen asistencia y puntualidad de los técnicos sindicalizado: uso de equipo de protección, disciplina capacitación, desempeño y limpieza.

Producción

El líder sindical destacó que el calendario de producción se mantiene en los 170 mil vehículos ensamblados en la planta de San José Chiapa, aspecto estadístico que permitiera durante el primer bimestre de este año no realizar paros técnicos. Pero además se logró la incorporación de tres días de trabajo extras, pagados a los agremiados.

Recordó que a partir del 2018 se comenzó a rumorar que Audi México atraería nuevas versiones millonarias, pero, aún están a la espera de un nuevo proyecto relacionado con un facelip de la SUV Q5 o una nueva motorización que incrementará el potencial productivo de la armadora alemana con sede en Puebla.

Además acentuó que se advierten  ajustes en la plantilla del personal, luego que 300 trabajadores eventuales se reducirán entre abril y mayo próximos para alcanzar los tres mil 800 técnicos sindicalizados.

Venden bien

Además globalmente nueve de las 11 marcas instaladas en el país reportaron aumentos en sus exportaciones durante el primer bimestre de este año para alcanzar los 513 mil 374 vehículos ligeros, un 2.2 por ciento más con respecto al mismo periodo del 2018.

VW y Audi crecieron por arriba de la media nacional con 87 mil 395 unidades enviadas al extranjero para totalizar un 17 por ciento del total destinado a mercados foráneos.

El INEGI reportó que la General Motors envió  123 mil 646 unidades para catapultarse en la primera posición en exportaciones para repuntar un 3.9 por ciento por arriba de Nissan, Chrysler y Volkswagen de México. 

Nissan vendió en el extrajero73 mil 840 vehículos al reportar un crecimiento del 6.3 por ciento, en contraste con Chrysler que con 68 mil 665 registró una contracción de menos 25.6 por ciento.

Volkswagen de México colocó 60 mil 185 unidades, un 53.1 por ciento más que las entregadas para su venta en países extranjeros durante el mismo periodo del año pasado con 39 mil 299.

Las cuatro marcas sumaron el 63.56 por ciento de las exportaciones nacionales para ubicarse como los gigantes de la producción.

Volkswagen de México colocó 60 mil 185 unidades, un 53.1 por ciento más que las entregadas para su venta países extranjeros durante el mismo periodo del año pasado con 39 mil 299.

Las cuatro marcas sumaron el 63.56 por ciento de las exportaciones nacionales para ubicarse como los gigantes de la producción.

Además Audi México reportó un 4.2 por ciento de crecimiento de 27 mil 210 vehículos exportados en el primer bimestre.

Puebla con su producción automotriz cerró el primer bimestre del 2019 con 105 mil 937 vehículos para crecer un atractivo  42.8 por ciento con respecto al mismo periodo del 2018, indica el INEGI.

Este crecimiento contrasta con el 2.12 por ciento de la media nacional,  ensamblado con 645 mil 510 vehículos  de acuerdo a los datos del INEGI