Una presunta omisión, generó una presión presupuestal a la Secretaría de Finanzas por 252.6 millones de pesos que serían destinados para las prerrogativas de los partidos políticos en lo referente a su gasto ordinario y promoción política del año 2019.

La  Secretaría de Finanzas envió un documento al Congreso del Estado donde se solicitó la autorización de una ampliación de recursos por 252.6 millones de pesos ante la presión presupuestal que generó la omisión, sin embargo; la petición fue desechada una vez que no es competencia del poder legislativo éste tipo de aprobaciones.

Durante la sesión de la Comisión de Presupuesto y Crédito Público se presentó la solicitud de firmada por la Secretaría de Finanzas, el secretario técnico de dicha comisión Miguel Montoya, aclaró que el Congreso del Estado violaría la ley si hace ajustes al presupuesto que fue aprobado en el mes de diciembre.

De acuerdo a la información obtenida se presume que fue el poder legislativo en la elaboración del presupuesto el que no se percató del monto durante la discusión de la Ley de Egresos del Estado de Puebla 2019 no contempló los recursos para el gasto ordinario de los partidos políticos.

La bolsa aprobada por los legisladores para el proceso electoral entre recursos para la campaña y presupuesto del IEE por 496 millones 523 mil pesos.

La bolsa estaba en resguardo de la Secretaría General de Gobierno, y se tenían los recursos para la promoción del voto en el proceso 2017.