El próximo lunes el Papa Francisco recibirá en una audiencia privada al cardenal francés Philippe Barbarin, quien fue condenado en Francia por haber encubierto actos pederastas en su diócesis de Lyon y quien podría presentar ese día su renuncia. 

El aviso fue dado este jueves por la mañana a través de la cuenta de twitter de la diócesis de Lyon.


Barbarin, con 68 años y al frente desde hace diecisiete  de una de las arquidiócesis con mayor relevancia en Francia, fue condenado el pasado 7 de marzo; ahí, adelantó que visitaría al Papa para presentar su renuncia al cargo que tiene. 
 

El cardenal se sentó en el banquillo en enero junto a otros cargos eclesiásticos acusados de no haber denunciado los abusos cometidos contra menores durante 25 años, por el cura Bernard Preynat.

Por si fuera poca la pena de cárcel, Barbarin tendrá que pagar una indemnización simbólica de un euro a ocho de las víctimas de Preynat que lo habían denunciado.

Antes que él, dos obispos ya fueron condenados por hechos parecidos en 2001 y 2018 pero, desde hace tres años, el escándalo lionés encarna la crisis de la Iglesia frente a la pederastia.

                                       Información: El Espectador