La dirigencia del sindicato Benito Juárez García y el Ayuntamiento pactaron un incremento salarial de 4.6 puntos porcentuales en beneficio de mil 684 agremiados. La administración destinará 17.2 millones de pesos para cumplir la firma del acuerdo con la base trabajadora.

Después de la rúbrica en el salón de protocolos a puerta cerrada, tanto la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco y el líder Gonzalo Juárez Méndez, priorizaron las excelentes relaciones entre ambas partes, por convertirse en los cimientos de la negociación.

Además, acentuaron que continuarán laborando conjuntamente en beneficio de los ciudadanos del principal municipio de Puebla, a través de trabajo puntual en todas las áreas de la administración. Esto se traducirá también en mejores  beneficios para la base sindical a mediano  y a largo plazo.

Claudia Rivera matizó que, además de los beneficios económicos extras que tendrán los sindicalizados, se trabaja duramente en potencializar el desarrollo humano con mayor capacitación a los agremiados para que su desempeño siga siendo compensado positivamente.

“No es casual el tema de hoy (pacto del incremento salarial), el del día de la madre y el padre; nosotros queremos desde la presidencia municipal apoyarlos en los temas de derecho de paternidad compartida, que sean parte de la cultura para la recomposición del tejido social; queremos que las dependencias sean libres de discriminación y de violencia”, indicó la alcaldesa.

Entre las remuneraciones extras en beneficio de los mil 684, sobresale la seguridad social que   para 148 empleados del Ayuntamiento con la percepciones económicas más bajas, advirtió el secretario de Administración Leobardo Rodríguez Juárez.

Ahora sí se puede hablar de que este beneficio es para los sindicalizados como para los no sindicalizados, destacó, porque además se les dio 200 pesos para el día del padre y la madre.

El Ignacio Zaragoza va por 20% de aumento

Al referirse a la negociación con el sindicato Ignacio Zaragoza que ayer arrancó, destacó, que el 20 de marzo es la fecha fatal para acordar la revisión, pero advirtió que es imposible llegar a acordar el 20 por ciento que el gremio de limpieza solicitó.

Pero sí admitió que el salario de las naranjitas del barrido manual es el más bajo de la nómina, por este motivo, dijo, que se están planteando múltiples opciones para compensar su situación económica, porque las administraciones siempre olvidaron  a las mujeres y hombres que diariamente barren las calles.

“Ayer tuvimos el primer acercamiento, nosotros les planteamos lo mismo; no hay forma, no tenemos posibilidad presupuestal para esa petición, nosotros tenemos una propuesta de 4.6, con diferencia que ellos existe la revisión de prestaciones anuales”.

Reiteró  que el problema salarial de las naranjitas  es histórico, pero esta administración, sí está dispuesta a mejorar no sólo en el salario sino otros aspectos  de ese importante segmento del gobierno municipal.