El Provincial de la Compañía de Jesús en México, José Francisco Magaña Aviña, confirmó la renovación de la rectoría de la Universidad Iberoamericana (Ibero) Puebla y nombró a Mario Ernesto Patrón Sánchez como sucesor de Fernando Fernández Font.

Magaña Aviña valoró la gestión del Fernández Font a lo largo de su segundo ciclo como un sexenio exitoso, tanto en la academia promoviendo la movilidad social de la comunidad universitaria entre los habitantes del estado, y en el activismo político.

“Fernando Fernández Font durante los seis años al frente de esta misión, a quien agradezco su buena gestión durante este tiempo de servicio por la Universidad y por la Provincia”, subrayó.

En un comunicado, el Provincial anunció que la ceremonia de toma de protesta del sucesor de Fernández Font se realizará el próximo sábado 6 de mayo.

“En mi calidad de Provincial de la Compañía de Jesús en México y, en acuerdo con la Junta de Gobierno de la Universidad, he nombrado al Mtro. Mario Ernesto Patrón Sánchez como nuevo Rector para el periodo 2019-2023. Lo anterior, en apego al artículo 39 del Estatuto Orgánico de esta Casa de Estudios y a partir de un proceso de consulta y discernimiento hondo sobre el futuro de esta importante obra educativa jesuita”, mencionó.

Patrón Sánchez sucederá a Fernando Fernández Font, luego de concluir los seis años al frente de esta misión, “a quien agradezco su buena gestión durante este tiempo de servicio por la Universidad y por la Provincia”. La Ceremonia de Toma de Protesta tendrá lugar el próximo 6 de mayo. 

Mario Ernesto es originario de la Ciudad de México y es licenciado en Derecho por la Universidad Iberoamericana Ciudad de México. Realizó estudios de Derecho Internacional Público en el Washington School of Law en The American University. Además obtuvo el grado de Maestría en Derechos Humanos y Democracia en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), plantel México. 

Actualmente es director del Centro de Derechos Humanos "Miguel Agustín Pro Juárez" A.C., la obra social de la Compañía de Jesús que se ha destacado por su relevante incidencia nacional e internacional en la promoción y defensa de los derechos humanos.

Además, destacó que desde hace más de 20 años, ha mostrado un amplio conocimiento de la misión y visión de la Compañía de Jesús a través de su desempeño y modo de proceder. Su nombramiento es una expresión del compromiso de los jesuitas de México con la Universidad y en el espíritu de las últimas orientaciones de la Compañía de Jesús en cuanto al trabajo en colaboración para la misión. 

Aunado a lo expuesto anteriormente, se ha desempeñado profesionalmente en los ámbitos académico, de la administración pública y de la sociedad civil.

En el rubro académico destaca su participación como Senador Universitario en calidad de miembro distinguido del entorno académico profesional en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México - Tijuana. Adicionalmente, forma parte del claustro de académicos de FLACSO para distintos programas académicos. Es maestro del posgrado de Derechos Humanos de la Iberoamericana Ciudad de México - Tijuana y ha impartido clases en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En el ámbito de la administración pública Mario ocupó el cargo de Primer Visitador en la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México y el cargo de presidente de la misma. Ha colaborado durante años en organizaciones nacionales e internacionales de la sociedad civil, como el Instituto para la Seguridad y la Democracia A.C. (INSYDE), la oficina para México y Centroamérica de Artículo 19, Fundar-Centro de Análisis e Investigación A.C., y el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

“La Junta de Gobierno de la Universidad Iberoamericana Puebla me manifestó su confianza y compromiso con la Compañía de Jesús, con la Institución misma y con su nuevo Rector, para que arraigados en el carisma ignaciano se continúe consolidando a la Ibero Puebla como la mejor Universidad Jesuita para la región, en la formación de hombres y mujeres al servicio de nuestra vulnerada sociedad”.

Comentó que las capacidades y herramientas del futuro Rector abonarán satisfactoriamente tanto a los retos y desafíos actuales, como a la búsqueda del bien mayor de la Universidad y su incidencia en la sociedad. “Invito a la Comunidad Universitaria a sumarse con plena confianza a este proceso que será ocasión para seguir sembrando el espíritu ignaciano que nos ha caracterizado desde hace 35 años".

Finalmente, Magaña Aviña agradeció a Mario Patrón su disponibilidad para aceptar la nueva encomienda que dará continuidad al dinamismo que ha tenido la Universidad en este último tiempo: su criticidad, calidad académica, la formación integral de sus estudiantes y, por supuesto, la sanidad financiera. “Hago votos para que en este tiempo de transición se siga fortaleciendo el testimonio de la misión asumida por la Compañía de Jesús en las obras educativas para bien de la región y del país, dijo.