Continúa la fuerte actividad del volcán Popocatépetl, luego de que en los últimos siete días ha registrado 632 exhalaciones, aunque la mayoría de baja intensidad, mientras también se han presentado explosiones.

En el último reporte del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), se informó que de 11 de la mañana del viernes a la misma hora del sábado se identificaron 175 exhalaciones de baja intensidad.

Este día fue el más activo para el coloso, luego de que un día antes hubo 136 exhalaciones, 61 el jueves; 57 miércoles; 53 martes; 52 lunes y 105 registros el domingo pasado.

Las exhalaciones siempre están acompañadas de emisiones de vapor de agua, gas y en algunas ocasiones ligeras cantidades de ceniza. Además, el Cenapred ha registrado de 270 minutos de tremor armónico de baja amplitud. 

Adicionalmente, este sábado a las 2:55 horas y a las 9:30 horas, se registraron dos explosiones las cuales generaron columnas de aproximadamente dos y 2.5 kilómetros de altura.

Las emisiones tuvieron alto contenido de ceniza, que se dispersó en dirección nor-noreste del volcán.

Durante la noche del viernes, también se observó la emisión continua de gases volcánicos, además de leve incandescencia en el área del cráter, la cual aumentó por algunos episodios. 

El monitoreo del volcán Popocatépetl se realiza de forma continua las 24 horas. Cualquier cambio en la actividad será reportado oportunamente, indicó Cenapred. 

El sobrevuelo

El pasado viernes, con el apoyo de Policía Federal, personal del Cenapred y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se realizó un sobrevuelo de reconocimiento en volcán Popocatépetl.

El vuelo tuvo como objeto de conocer el estado actual del cráter interno y determinar los cambios producidos en éste, particularmente como consecuencia de las explosiones ocurridas los días 13 y 14 de marzo.

Durante el sobrevuelo se tuvieron buenas condiciones atmosféricas, además de una baja emisión de vapor y gases que permitieron ver claramente el interior del cráter.

Se observó que el domo número 82 ha sido destruido totalmente, asimismo, fue posible determinar que el cráter interno mantiene su diámetro de 300 metros, con una profundidad de 130 metros.

Cabe señalar que actividad similar a la observada en episodios anteriores, y en particular desde el pasado 14 de febrero, puede presentarse de nueva cuenta, produciendo la aparición de un nuevo domo que se destruiría con explosiones similares a las ya observadas, según Cenapred. 

Por lo tanto, se exhorta a no acercarse al volcán y sobre todo al cráter, por el peligro que implica la caída de fragmentos balísticos y en caso de lluvias fuertes alejarse de los fondos de barrancas por el peligro de flujos de lodo y escombro. 

El Semáforo de Alerta Volcánica del Popocatépetl se encuentra en Amarillo Fase 2. 

25 años de actividad

El 21 de diciembre de 1994 el volcán Popocatépetl reinició su etapa eruptiva, por ello, las autoridades de Protección Civil implementaron el semáforo de alerta volcánica, para proteger la vida de las personas.

Además, se restringió el área de acceso desde el cráter hasta 12 kilómetros a su alrededor, ya que las explosiones expulsan rocas con temperaturas superiores a los 1000 grados centígrados y de diferentes dimensiones, incluso del tamaño de un automóvil.

El 30 de abril de 1996, cinco alpinistas murieron al rebasar esa zona restringida y ser alcanzados por los fragmentos incandescentes y flujos piroclásticos (mezcla de gases volcánicos y materiales sólidos calientes).

La orden es respetar el área restringida de 12 kilómetros de acceso al volcán.

Recomendaciones 

Se exhorta a no hacer caso a rumores y estar atentos a la información que emita la Coordinación Nacional de Protección Civil por sus canales y cuentas oficiales www.gob.mx/cenapred y @CNPC_MX 

Ante la probable caída de ceniza se recomienda: 

1. Cubrir nariz y boca con pañuelo o cubreboca. 

2. Limpiar ojos y garganta con agua pura. 

3. Utilizar lentes de armazón y evitar los de contacto para reducir la irritación ocular. 

4. Cerrar ventanas o cubrirlas y permanecer lo más posible dentro de la casa. 

Los escenarios previstos para esta fase son: 

1. Que continúe la actividad explosiva de escala baja a intermedia. 

2. Lluvias de ceniza leves a moderadas en poblaciones cercanas. 

3. Posibilidad de flujos piroclásticos y flujos de lodo de corto alcance.

Se hace especial énfasis en las siguientes recomendaciones

1. Continuar con el radio de seguridad de 12 km, por lo que la permanencia en esa área no está permitida. 

2. Mantener el tránsito controlado entre Santiago Xalitzintla y San Pedro Nexapa, vía Paso de Cortés. 

3. A las autoridades de Protección Civil, mantener sus procedimientos preventivos, de acuerdo con sus planes operativos. 

4. A la población, estar atenta a la información oficial que se difunda.