Después del operativo desarrollado por elementos de la  Secretaría de Gobernación y efectivos de la Guardia Ciudadana en los alrededores del hospital del IMSS de La Margarita, el dirigente de comerciantes ambulantes de la agrupación Doroteo Arango reprobó la acción que ejecutó a las 05:00 horas.

Los vecinos de la unidad habitacional, localizada al Suroriente, protestaron la semana previa cerrando el bulevar Fidel Velázquez Sánchez por unos minutos, aseguraron que los vendedores informales se han convertido en un 'dolor de cabeza' por acosar a las mujeres que habitan ese sector y por dejar hecho ‘un muladar’ ese gran perímetro que ‘se agandallaron’.

Pobladores de La Margarita, indicaron, que los ambulantes también se apropiaron en las entradas de algunos apartamentos y chocheras, además de crear un foco de infección gigante por convertir cualquier lugar en un WC.

Acompañado de los oficiales del municipio y supervisores de gobernación, René Sánchez Galindo en una acción inédita, procedió a evitar que los informales se instalaran a las 05:00 horas del jueves.

Ordaz Alatriste, acusó a los elementos que se apoderaron de prepotencia y abuso de autoridad, pero además, aseguró que Sánchez Galindo, los dejó ‘sin comer’ porque el comercio es su única forma de ganarse la vida honradamente.

Anunció que los agremiados a su organización no se moverán del lugar hasta que haya una solución positiva a su demanda porque ninguna autoridad ha dado alguna opción para vender sus productos.