“El que nada debe, nada teme”, sentenció Héctor Durán Díaz, director de Agua de Puebla, al señalar que existe un proyecto para mejorar el servicio a 30 meses, luego de la postura de regidores el ayuntamiento de revertir el otorgamiento y la apertura del título de concesión.

Así lo señaló en entrevista durante la presentación del proyecto de saneamiento del río Atoyac, donde se realiza la recuperación de un túnel construido en 1911, donde desviarán el caudal hacia una planta de tratamiento.

El directivo, señaló que Agua de Puebla para Todos, se encuentra trabajando en la mejora del servicio, para lo cual ha invertido más de mil 300 millones de pesos y tienen proyectados cerca de 2 mil millones de pesos a futuro.

Asimismo, desestimó los señalamientos de la organización civil Dale la Cara al Atoyac, al afirmar que se está trabajando para el rescate del afluente, pero debe ser un trabajo de todos.

La transparencia

Hace unos días un juez federal ordenó la entrega completa del título de concesión a dicha organización no gubernamental, por lo que  Héctor Durán, señaló no hay.

-¿Hay un temor de que con la publicación del título se agilice la remunicipalización del servicio?

-El que nada debe, nada teme, entonces no hay ningún temor, estamos trabajando. Lo que nosotros queremos es retroalimentación con las autoridades, con la sociedad civil, con las cámaras empresariales, que podamos rescatar el proyecto.

Indicó que el problema de Puebla, más allá de lo financiero, es que ya no había agua al tener una disponibilidad muy limitada.

“No había inversiones importantes para poder darle la vuelta a la problemática. Nosotros no estamos diciendo que la concesión es lo mejor, simplemente es una alternativa que está funcionando, con un plan de largo, mediano y largo plazo”, aseveró el director.

“Estamos cumpliendo y nuestro primer granito, es que en unos 30 meses más, Puebla va a tener un buen servicio”, aseguró.

Señaló que se busca meter 500 litros más por segundo en dos años, lo que se pasará a un nivel de 75 por ciento de eficiencia física, cuando ahora es de apenas arriba del 50 por ciento.

“Se trata de meter más agua por un lado, dejar de perder agua por otro lado y la que tienes distribuirla de una manera más inteligente, eso se hace con tecnología de última generación que ya estamos instalando en toda la ciudad”, dijo.

Detalló que se están colocando válvulas de presión, para ver el comportamiento de flujo, con la automatización para la distribución del líquido, con un control y monitoreo eficiente, “que es el más moderno de México”, dijo.

-¿Revertir la concesión podría ser un retroceso?

-No sé, pero reitero, esto es una alternativa, un plan de trabajo, hay montos de inversión comprometidos, hay gente metida al cien por ciento en esto. Ahí está el plan y está a disposición de todos, se puede retroalimentar y mejorar.

“La opinión de todos es importante, pero una opinión constructiva, que realmente no se pierda el objetivo de tener una mejor agua y atacar el tema de la contaminación del río".

“A mí me preocupa, todos los días huele más feo, pero reitero, sino controlamos las descargas de las industrias, si los ayuntamientos no hacen lo que les corresponde, no lo vamos a poder lograr”, aseveró Durán Díaz.

Indicó que Dale la Cara al Atoyac, en un comunicado prácticamente los culpa de a contaminación del río, por lo que no está de acuerdo en cómo enfocan su información.

“Lo que hacen ver es que Agua de Puebla no está trabajando, por el contrario, ya llevamos más de 1300 millones de pesos invertidos, un alto porcentaje es para el tema de saneamiento”, aseguro.

“Se está haciendo el trabajo, se está haciendo la chamba, como con este tipo de obra, me parece una falta de respeto que saquen un comunicado así”, indicó Durán Díaz.

El proyecto

Agua de Puebla, tiene un plan de saneamiento de los ríos, el que comprende alrededor de mil 900 millones de pesos, el que incluye la rehabilitación de los colectores y la red de conducción, así como el mejoramiento de las plantas tratadoras, así como la construcción de una más.

De este modo, presentó el actual proyecto de Las Carmelitas, donde se rehabilita un túnel construido en 1911, el cual servirá para conducir el agua del río Atoyac a la planta tratadora a dos kilómetros.

Para rehabilitarlo el túnel de invertirán 50 millones de pesos, la mitad de ellos procedente de recursos federales, y el restante 50 por ciento, recursos de Agua de Puebla.

Este proyecto está al 30 por ciento, el cual estará culminado dentro de tres meses por lo menos.

Detalló Héctor Durán, que las aguas del río actualmente se van a cielo abierto y no se sanean, por lo que la idea es llevarla a la planta Atoyac Sur, para su saneamiento.

“Se vuelve a regresar al río, pero ya con un nivel de acuerdo a las normas oficiales mexicanas”, dijo al reconocer que el control de descargas es nulo, porque los ayuntamientos de toda la zona metropolitana no sanean ni un solo metro cúbico.

“No lo vamos a lograr si no nos ponemos de acuerdo todos, en lugar de criticar vamos a trabajar, pongámonos a hacer acciones, Agua de Puebla está haciendo la parte que le toca, que es el saneamiento de su zona de cobertura”, sentenció finalmente.