Luis Maldonado Venegas, quien fuera secretario General de Gobierno en la administración de Rafael Moreno Valle, y el principal promotor de la llamada Ley Bala para reprimir con armas de fuego las manifestaciones violentas, falleció esta madrugada en la Ciudad de México, producto de una complicación post operatoria.

Su último cargo fue como jefe de la Oficina de la Secretaría de Educación Pública, a nivel federal.

Maldonado Venegas fue titular de la SEP en Puebla, en el inicio de la gestión del exgobernador Rafael Moreno Valle; posteriormente, fungió como Secretario General de Gobierno en el mismo sexenio.

Asimismo, Maldonado fue diputado federal por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) por Puebla y, en el período de integración del gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador, se dijo, sería subsecretario de Educación junto al hoy titular del organismo educativo a nivel federal, Esteban Moctezuma Barragán.

En 2014, días después de haberse afiliado al PRD, siendo secretario general de Gobierno, envió al Congreso del Estado la iniciativa que fue conocida como Ley Bala, asegurando que era una orden de Rafael Moreno Valle.

La aplicación de la ley causó la muerte del niño José Luis Tehuatlie Tamayo, en San Bernardino Chalchihuapan, ya que Moreno Valle fue quien dio la orden de reprimir a los manifestantes.

Foto: Agencia Enfoque

La ilegalidad de Maldonado


Desde su llegada al Partido de la Revolución Democrática en 2014, Luis Maldonado Venegas, encargado de operar por parte del morenovallismo los procesos electorales de 2015 y 2016 fue cuestionado ya que no respondía a los intereses del sol azteca.

El entonces militante del PRD, Jorge Méndez Spínola exhibió las acciones del todavía secretario general de gobierno.

El representante del Movimiento por la Esperanza, señaló que el entonces diputado federal jugó un papel fundamental en la política  del gobierno estatal estado, la cual se caracteriza por la represión y el despojo. “Jerárquicamente ocupa el segundo cargo en importancia y de decisión política, encontrándose a cargo de la Dirección de Investigaciones Políticas, del cual es director general el teniente coronel José Ventura Rodríguez Verdín, con múltiples y graves antecedentes de represión política a los movimiento sociales y de violaciones a los derechos humanos”.

Dijo que al existir un gobierno totalitario donde se toman decisiones de forma vertical no existiendo independencia de los otros poderes del estado, como lo es el Poder Legislativo, donde reforman las leyes y las instituciones que por facultad expresa del gobernador crean o desaparecen. Así mismo, el Poder Judicial, donde dictan las órdenes de aprehensión y realiza sentencias por consigna, Luis Maldonado Venegas jugó un papel preponderante y decisorio en la represión que se lleva a cabo en la entidad poblana y muy  particularmente en el encarcelamiento de Enedina Rosas Vélez, Juan Carlos Flores Solís y Abrahám Cordero.

Foto: Agencia Enfoque

Los antecedentes

Aquí algunos de los hechos en los que se vio involucrado cuando era funcionario Morenovallista dados a conocer por éste medio:

  • El nombramiento de Ardelio Vargas fosado como secretario de seguridad pública con antecedentes comprobables de represión y espionaje a políticos y líderes de oposición.
  • La represión en contra de personas defraudadas que reclamaban el pago de sus ahorros, tal como se había comprometido siendo candidato Moreno Valle.
  • La represión en contra de moto taxistas.
  • La represión en contra de los profesores que se oponían a la reforma laboral
  • La intromisión en los sindicatos donde sin ningún recato impuso a dirigentes y despidió a los dirigentes incómodos, llegando al grado de desaparecer instituciones para anular derechos de sus trabajadores.
  • Intromisión en los partidos políticos como lo es en el Partido de la Revolución Democrática y en el cual Moreno Valle operó en 2011 para instrumentar el robo de urnas que se instalarían durante el proceso de renovación de órganos de dirección, ordenándoles a los Agentes Subalternos del Ministerio Publico que se negaran a levantar las actas por la no instalación de las casillas y que dieran constancia de que se habían instalado.
  • Gastos superfluos y que no redituaban en el bien común, como los realizados en el marco de los festejos del Aniversario de la Batalla 5 de mayo en el 2012, la rueda de la fortuna, el teleférico, los distribuidores viales que solo sirven para cruzar una calle, el pago de asesores y calificadoras extranjeras que solo utiliza para y proyectarse como un gobernante bien calificado.

Foto: Agencia Enfoque