Durante la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, menores de edad visitaron Palacio Nacional, con motivo del Día del niño y la niña, sin embargo; algunos de los asistentes se recargaron en los respaldos de las sillas hasta quedarse dormidos. 

Lo anterior, mientras el mandatario respondía preguntas a los reporteros, los niños y niñas aprovecharon para acurrucarse y bostezar, pues  mostraron aburrimiento durante la conferencia que tuvo una duración de 57 minutos. 

Posterior a la rueda de prensa, López Obrador desayunó con los menores.