La oposición en el Senado demandó al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador una posición más crítica y firme sobre la situación política y social en Venezuela, que se ha tornado en un alzamiento contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Mauricio Kuri y Miguel Ángel Mancera, coordinadores del PAN y del PRD, respectivamente, pidieron a la administración actual que México ejerza el liderazgo que tiene en América Latina y condene la falta de libertades y la violación a derechos humanos que se registra en esa nación sudamericana.

El panista Kuri González declaró que se debe buscar la libertad en Venezuela, pero sin alterar a través de la fuerza las condiciones sociales en ese país.

“Buscar que haya libertad en Venezuela, pero no haya un golpe de Estado de está forma, creo que tiene que haber acuerdos, tiene que buscarse un consenso para que el presidente Maduro entienda que está fallándole a sus conciudadanos. (…) Siempre iremos por la parte pacífica, apoyando los derechos humanos y las libertades”.

Miguel Ángel Mancera, líder de la bancada perredista, dijo por su parte, que México debe dejar atrás su posición neutral sobre Venezuela.

“Yo creo que, en su momento ante una afectación mayor, tendrá que haber un pronunciamiento enérgico del gobierno de México, así lo esperaríamos nosotros. (…) Está bien que México quiera que se solucione por la vía pacífica, que busque que haya un acuerdo, que haya un diálogo. Pero, también México no puede acompañar la violación sistemática de los derechos humanos o la lesión o, en su caso, hasta pérdida de vidas”. 

El coordinador de Morena, Ricardo Monreal, declaró que la posición sobre lo que ocurre en Venezuela será inamovible.

“Nos ata la Constitución, en materia constitucional nosotros estamos sujetos a los principios de legalidad, el principio de legalidad es cuidar y cumplir con lo que la Constitución establece. (…) México puede hacer la función de amigable componedor”.

Monreal Ávila señaló que lastima mucho a México lo que sucede con un país hermano como Venezuela y destacó que las partes deberán negociar para solucionar este diferendo.