Durante un entrenamiento del Oporto, Iker Casillas sufrió un infarto de miocardio, de acuerdo con medios potugueses.

El portero tuvo que ser ingresado al hospital, donde ya ha sido declarado fuera de peligro. 

Iker Casillas ha estado indispuesto en el entrenamiento, de acuerdo con los médicos del club, el deportista fue revisado y de acuerdo a sus protocolos fue llevado al hospital. 

Reportes indican que el portero tenía obstruida la arteria coronaria derecha. 

Al respecto, Oporto emitió un comunicado donde se explica el estado de salud del jugador.