Repudio total y rechazo a la Reforma Laboral fue el escudo y grito de guerra de 10 mil de agremiados a diferentes sindicatos, además en sus consignas, precisaron que la innovación a la ley realizada por los legisladores en San Lázaro, afines al gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador y anunciada como verdadera transformación en beneficio de los trabajadores, no responde las necesidades de quienes cotidianamente son la fuerza motora de la economía por estar delimitada.

De acuerdo a los organizadores, desfilaron más de 10 mil sindicalizados del Sitiavw, Seglo, Hospital para el Niño Poblano, Telmex, CNTE, STRM, ASPAUAP, ISSSTEP, IMSS UNTA, UPVA 28 de Octubre, Suntuap, organizaciones campesinas, normalistas de Teteles, además del contingente Sitaudi que por primera vez marchó al lado de sus hermanos de VW.

Un representante del sindicato independiente de IGMetall de la planta hermana de Wolfsburg, Alemania de VW, Alexander Heider, durante su mensaje  aseguró a los agremiados del Sitiavw que no están solos, desde territorio germano apoyan la lucha en beneficio de mejoras salariales, “necesitamos políticas industrial socialmente justa”, advirtió.

La reforma nos seguirá hundiendo, una de las múltiples consignas de sindicalizados, retumbó como una de las principales demandas de las 33 organizaciones sindicales y sociales en la marcha conmemorativa del uno de mayo.