Varias personas murieron y al menos 45 resultaron heridas en el ataque de un grupo de talibanes a un cuartel policial en Pul-e-Khumri, la capital de la provincia de Baghlan, ubicada en el norte de Afganistán, informaron fuentes.

"Al menos siete talibanes participaron en el ataque. Cinco de los asaltantes murieron cuando una persona detonó un vehículo militar que había sido tomado bajo control de los milicianos en las afueras de la estación de policía de Baghlan, aproximadamente a las 12:45 hora local, allanando así el camino para que un segundo grupo de asaltantes ingresara al edificio", dijo a Xinhua Abbas Tawakoli, un oficial de seguridad.

Dos atacantes se inmolaron dentro de la estación y dos milicianos fueron abatidos por las fuerzas de seguridad, agregó.

El ataque es el último de una serie de atentados que han cobrado la vida de docenas de militares y de fuerzas de seguridad en todo el país.

Según Haleem Ghafari, un funcionario provincial de salud, 45 heridos fueron trasladados a un hospital de la ciudad, incluidos algunos niños.

Indicó que más detalles sobre las víctimas se compartirían con los medios de comunicación más tarde.

La explosión también dañó edificios, tiendas y varios autos en la ciudad, ubicada a unos 160 kilómetros al norte de la capital del país, Kabul.

Milicianos talibanes se responsabilizaron del ataque poco después del incidente.

La insurgencia liderada por los talibanes ha estado activa desde principios de abril, cuando el grupo miliciano lanzó una ofensiva rebelde anual.