En tres años de colonia española ningún rey puso un pie en México, comentó el presidente Andrés Manuel López Obrador al encabezar  la ceremonia de la Batalla de Puebla en la ciudad fronteriza de Piedras Negras, Coahuila. 

Así es el menosprecio, tres siglos fuimos dominados por España. México fue un país subordinado a la corona española. Tres siglos, miren la prepotencia, el desprecio que nos tenían los colonizadores. Nunca en tres siglos, en trescientos años, nos visitó un rey de España”, apuntó.

En el evento, López Obrador insistió que en su Gobierno se llevará a cabo la Cuarta Transformación de la vida de México, lo que significa terminar con la corrupción, la impunidad, los privilegios y lograr justicia para el pueblo. 

Dijo que optó por celebrar el 5 de mayo en Piedras Negras porque hay un proceso electoral en Puebla y no quiere intervenir en ninguna contienda de ese tipo.

“Nunca más debe el Gobierno inmiscuirse en las elecciones de municipios, estados, tiene que haber una auténtica democracia”, expuso.

“Conmemorar este día en Piedras Negras es reafirmar en el norte nuestro nacionalismo, nuestra vocación soberana, porque no ha sido fácil mantener a nuestro país como una nación libre e independiente”, dijo.

Semanas atrás el presidente de México pidió a la corona española que se disculpe con México por los abusos y las violaciones de derechos humanos que los conquistadores cometieron contra las poblaciones nativas. El Estado español ha dicho que no lo hará.