Luego de la marcha que se realizó el domingo en contra de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, el mandatario festejó las protestas y dijo que sus opositores tienen todo su derecho de manifestarse.

“No llegamos para ser floreros, para estar de adorno y tampoco no aspiro a ser monedita de oro. Queremos llevar a cabo la transformación del país, nos costó mucho, muchas fatigas, golpes, sufrimiento para llegar”, expresó.

Dijo que en ese camino padeció de represión, por lo que sería una incongruencia no permitir  la libre manifestación de las ideas. 

Resaltó que ahora es un régimen distinto y por ello llamó a crear una asociación para detectar a las personas que tienen como propósito fundamental enriquecerse a costa de lo que sea.

“Hay que crear una asociación para recuperarlos, hay muchos. Hacerles ver que el dinero no es la vida, que no es lo material lo que da la felicidad, que sólo siendo buenos podemos ser felices”, expresó.

Insistió en que “son libres, hasta los convocaría a que sigan protestando. La democracia son equilibrios, contrapesos, cuando hay democracia nadie se siente absoluto”.

Dijo que es bueno que den la cara porque eso significa que su Gobierno está avanzando.

Insistió en que no les fallará a los mexicanos. “Estoy muy consciente de mi responsabilidad y se van a quedar con las ganas. No va a avanzar el conservadurismo corrupto, no se va a volver a retrogradar en el país. Vamos a lograr avanzar respetando todas las libertades, sin autoritarismo, con democracia”.

Añadió que no dará un paso atrás ni para tomar impulso en la lucha contra la corrupción, “es que se pasaron. Cuando decía que ‘no tenían llenadera’ no imaginé hasta dónde había llegado esta enfermedad de la corrupción. Yo hago un llamado a todos para que se vea así: es una enfermedad”.

El presidente señaló que hay molestia porque ya no hay corrupción generalizada. “Hay incluso quienes están hasta mero arriba, los machuchones, esos no salen a manifestarse, pero no les gusta”, dijo.

Ayer, al grito de “México Libre”, cientos de personas vestidas de blanco marcharon en contra del Presidente Andrés Manuel López Obrador, la manifestación fue del Ángel de la Independencia hasta la la Glorieta de la Palma, en Paseo de la Reforma.