Madres de desaparecidos tomaron este 10 de mayo las calles del Centro Histórico de Puebla capital, bajo la consigna “hoy no hay nada que celebrar”. 

Durante la manifestación, automovilistas usaron el carril del RUTA para poder esquivar la protesta, lo que provocó la inconformidad de los manifestantes.