El gobierno federal presentó el primer informe oficial en materia de fosas clandestinas, durante el periodo del 1 de diciembre de 2018 al 13 de mayo de 2019. 

Al respecto, Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de Derechos Humanos y Población de la Secretaría de Gobernación (Segob) destacó que en ese periodo se hallaron 81 sitios donde fueron identificadas 22 fosas clandestinas, 337 cuerpos. 

Los estados fueron: Colima (con 11), Tabasco (11), Sonora (10), Zacatecas (10), Guerrero (8) y Jalisco (8), lo que significa 72 por ciento del total. 

Sobre el número de fosas clandestinas, Veracruz es el que más tiene, con 76; Sonora, con 35; Sinaloa, 23; Guerrero, 20; Colima, 12; Tabasco, 11; Coahuila y Zacatecas, 10; Jalisco, ocho; Nayarit, cinco; Michoacán y Tamaulipas con tres cada una; mientras otros estados tienen dos y una por entidad.

Sobre los cadáveres, Encinas apuntó que el registro de la Comisión Nacional de Personas Desaparecidas se está actualizando, a su vez se realiza el Registro Nacional de Fosas. 

Encinas Rodríguez señaló que el fenómeno de las personas desaparecidas en México tiene años de existencia pero siempre se ocultó la información. 

“Se dejaron de atender las causas que originan la violencia; se abandonó al pueblo, a los jóvenes, y se quiso enfrentar el problema de la inseguridad y la violencia con el uso de la fuerza como medidas coercitivas; se declaró la guerra, y esto produjo más violencia y lo que nunca se había visto: se crearon en el país fosas clandestinas para enterrar cuerpos de humanos”, dijo.