El ex gobernador de Quintana Roo, Roberto “N”, fue vinculado a proceso por el delito de aprovechamiento ilícito del poder derivado del desfalco de la firma paraestatal VIP Servicios Aéreos Ejecutivos S.A. de C.V. (VIP-Saesa) por 319 millones 941 mil 164 pesos.

Al término de la audiencia del exmandatario, un juez de control resolvió su situación jurídica al determinar que los fiscales estatales desistieron del delito de desempeño irregular de la función pública y sólo se mantuvo el de aprovechamiento ilícito.

Fue en el último informe de gobierno del ex funcionario donde autoridades locales detectaron diversas irregularidades en varias dependencias de la administración.

Entre las anomalías halladas están las de VIP-Saesa empresa paraestatal que era utilizada por familiares, amigos y políticos allegados al entonces gobernador y a su partido político, el PRI.

De acuerdo con la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta en el Congreso del Estado se detectaron 40 millones de dólares invertidos y más 300 millones de pesos para la renta de aeronaves, pero que hasta la fecha no se sabe para qué fueron utilizadas.