Ante el cobro de piso y amenazas de un grupo del crimen organizado, los comerciantes  autopartes de la 46 Poniente, exigieron a las autoridades de los tres nivele de gobierno aplicar los protocolos de seguridad para evitar que la situación se salga de control y afecte la integridad de los trabajadores y propietarios de alrededor de 450 localizados en esa  zona.

La presencia de esas personas ya ha causado pérdidas económicas de hasta 50 puntos porcentuales, el cierre de puertas y despidos por el temor a la presencia de esas bandas, destacó Óscar Porras Villagómez.

Explicaron que esos grupos están siendo investigados por las autoridades correspondientes por narcomenudeo, acción ilícita, que debe ser erradicada.

Además el grupo de comerciantes reveló que desde noviembre del año previo son molestados, pero ahora se ha recrudecido y temen por su integridad física.

Refrendó que un comerciante al ser baleado por esos grupos delictivos el sábado anterior de este mayo, levantó una denuncia por intento de asesinato en compañía de varios locatarios.

Esperan que la autoridad municipal y estatal no sea omisa para evitar que la violencia se incremente como en los estados del norte y sur del país.

De acuerdo a datos oficiales, el estado de Puebla ya ocupa la cuarta plaza en el índice de secuestros en territorio nacional.

“Nosotros sí queremos pedirle al gobernador Guillermo Pacheco Pulido, al secretario Fernando Manzanilla y secretario de seguridad pública del estado y municipio que nos apoyen; nosotros sabemos que no todo lo hace la autoridad, pero lo estamos haciendo, el sábado llegaron en el apoyo pero solicitamos más presencia que nos va ayudar en varios frentes que estamos viviendo con este grupo delictivos, muchas familias viven de nosotros”.

Explicó que los cobros oscila entre los 50 pesos hasta 100 pesos semanales, calculan que son 30 mil mensuales los que pagan, aunque aclaró que si se realiza una multiplicación por siete días el monto asciende a los 22 mil 500 pesos.

“Es si no pagas, cooperas o cuello; no sabemos quién encabeza el grupo delictivo pero se ha filtrado que es la gente que comenzó todo del Morelos, gente de la unión independencia, no de la gente que trabaja honestamente en el mercado. Vinculan a esta gente, es corrector, con esta persona de El grillo, no lo puedo afirmar pero a oídas es el mismo modus operandi que tienen”, subrayó.

Los comerciantes, subrayaron, que los cobradores usan armas largas y automáticas para meterles miedo, por esas  acciones realizadas al margen de la ley, necesitan la intervención de los tres niveles de gobierno para evitar otro tipo de delitos.