Las empresas Telmex, Cervecería Corona, Soriana y Pirelli recibirán un segmento e de la energía que generarán los parques eólicos del estado, reveló el presidente del grupo Alquimara, Gilberto Marín Quintero.

Además, puntualizó  que el  segundo parque eólico PIER suma inversiones por 300 millones de dólares y al mediano plazo estará en forma para comenzar sus funciones. Explicó que la inversión se mantiene sin inconvenientes en la zona de Cañada Morelos, Palmar de Bravo y Tecali de Herrera.

Marín Quintero puntualizó que el primer parque PIER II trabaja desde 2015 con resultados positivos, pues los 64 Megawatts generados se encuentran comprometidos para diversas compañías, en tanto el segundo parque detonará 220 Megawatts a consumidores corroborados a largo plazo.

El empresario indicó que momentáneamente no se considera el desarrollo de nuevos proyectos de energía limpia en el estado, pero advirtió que deben promoverse oportunidades de inversión en este segmento.

Los parques eólicos también contribuirán en obra social en las zonas donde operan  como una asignatura esencial a la comunidad como serán casos de parques deportivos, obra pública primaria de drenaje y agua.

Gilberto Marín refrendó que cuándo se termine la construcción del parque se beneficiará directamente a los municipios de Cañada Morelos, Chapulco y Nicolás Bravo con la generación de más de 500 empleos directos durante esta etapa de desarrollo y mil 400 contratos de arrendamiento por 30 años a propietarios de predios de ese amplio perímetro.

La construcción del segundo parque eólico está a cargo de las empresas Impulsora Latinoamericana de Energía Renovable, filial de Alquimara y Grupo Iberdrola.

El primer parque eólico de la entidad se inauguró en noviembre de 2015 en el municipio de Esperanza y contó con una inversión de dos mil millones de pesos, con 33 aerogeneradores que producen 66 megawatts, siendo sus principales clientes Soriana y Grupo Lala.

El segundo proyecto en 755 hectáreas de terrenos agrícolas en los municipios de Cuyoaco y Ocotepec, sumará celdas solares en 674 hectáreas que suministrarán a dos subestaciones elevadora y de maniobra para la distribución del fluido eléctrico, a través de una línea de transmisión de 6.79 kilómetros para su interconexión a las líneas de Comisión Federal de Electricidad. 

Energía

La energía de cada bloque de generación será transmitida por una red interna en media tensión (34.5 kilovoltio) de circuitos colectores hasta la subestación elevadora, donde se adecuara la tensión de 34.5 a 230 kilovoltios para su interconexión con el sistema eléctrico nacional, que se realizará en la subestación de maniobras.

Iberdrola opera en alianza con ILER dos parques eólicos con inversiones conjuntas por 430 millones de dólares y 285 megawatts.

La fuente generadora de energía eléctrica se conectará directamente a la subestación localizada en Tecali de Herrera para su eficiencia operativa.

La inversión de la construcción se realiza en asociación con la empresa española Iberdrola con sede en la vizcaína de Bilbao del País Vasco.

Marín Quintero destacó que el avance de la obra marcha en tiempo y forma bajo la mano de obra de las fuentes laborales generadas.

Ponderó que el segundo parque eólico ya cuenta con todos los permisos, entre ellos el referente a la ampliación por parte de la secretaría de Energía y el de impacto ambiental.

Este proyecto es tres veces más grande referente al primero, que genera 65 MW, los cuales ya están suministrados a más de 55 empresas de Puebla, Veracruz, Jalisco y a varias industrias del norte del territorio nacional. El nuevo complejo eólico generará 220 megawatts (MW).

El magnate poblano destacó que esas industrias tienen ahorros en el consumo de energía de entre 10 y 30 puntos porcentuales en promedio.

Destacó que el 50 por ciento de la energía que generará ya está comprometido con empresas nacionales y extranjeras que prefieren consumir la energía eólica por ser más barata a la entregada por la Comisión de Electricidad.