Después de indicar que la relación que se había perdido desde hace varios años entre los responsables del gobierno estatal y municipal ha sido restaurada, Claudia Rivera Vivanco dijo que su primer informe será crítico.

Al concluir el mega simulacro, la alcaldesa aclaró que nunca existió un rompimiento con Barbosa Huerta porque lo que redactó en su cuenta de Twitter en días previos, únicamente indica el rompimiento histórico entre ambos gobiernos como ocurrió en el pasado inmediato.

“Habló de la reconciliación histórica desde hace algunas administraciones; hoy vamos a retomar varias actividades tradicionales, como lo fue el grito, donde estuvimos acompañando al gobernador, fue algo inédito porque era un gobierno de izquierda y salir de la mano con el gobierno estatal y municipal, fue para darle certeza a la ciudadanía de que estamos comprometidos”, subrayó.

Sin especificar fechas, reiteró que próximamente se firmará el convenio metropolitano entre los ediles, donde ella está incluida, pero tanto la fecha y quienes, dependerá del gobernador.

“Una vez que se tenga, si es que es en la zona metropolitana; es nuestra obligación de trabajar de manera coordinada, aún no hay fecha”.

Rivera Vivanco señaló que desconoce los detalles del convenio pero está comprometida a sumarse principalmente en materia de seguridad.

Al referirse a si está satisfecha con sus logros en casi un año de trabajo, acentuó que siempre hay cosas por mejorar.

“Siempre hay cosas por hacer, lo importante es seguir avanzando y continuar con los compromisos y apegados a un plan de trabajo”.

Sin movimientos en la SSPTM

Sobre las recomendaciones de Miguel Barbosa de cambiar los mandos policíacos, precisó que hasta el momento no le ha comentado nada.

Bajo ese panorama, la responsable de la SSPTM, María de Lourdes Rosales Martínez se mantiene en su puesto.