La Secretaría de Seguridad Pública (SSP), a través de la Ciberpolicía, detectó una nueva modalidad de fraude a pequeñas y medianas empresas por medio de la suplantación de identidad de dependencias como Profeco y SAT, entre otras.

La dependencia señaló que los delincuentes contactan a las víctimas por medio de correos electrónicos de falsas dependencias de gobierno, con las cuales afirman que existe una investigación en su contra o el retraso en algún trámite que les generó una multa.

En los correos se indican nombres, puestos o procedimientos de las dependencias para ganarse la confianza del afectado y ofrecen una solución a los supuestos problemas por medio de depósitos de diversas cantidades de dinero a cuentas bancarias desconocidas.

Para retrasar el tiempo de la denuncia, los delincuentes entregan falsos números de rastreo de empresas de paquetería que supuestamente les entregarán hologramas para la acreditación del cumplimento de los requisitos o algún tipo de documentación para solventar la multa.

Ante esta situación, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) hace las siguientes recomendaciones:

  • Al recibir este tipo de correos o llamadas, interrumpir la comunicación ya que los delincuentes tratan de mantener la atención de la víctima para no permitirle reflexionar sobre la información que recibe.
  • Evitar la entrega de datos sensibles vía telefónica o en páginas de Internet de las que no se haya verificado su autenticidad, y no hacer depósitos de dinero a personas desconocidas.

La dependencia pide a las pequeñas y medianas empresas y a la ciudadanía en general denunciar ese tipo de conductas al número 089, ante la Ciberpolicía al número 22 22 13 81 11 y a través de sus redes sociales: @CiberPoliciaPue (Twitter) y Ciberpolicía Pue ( Facebook).