A unos días de que el poder ejecutivo entregue al Congreso del Estado el presupuesto de egresos 2020, el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Gabriel Biestro Medinilla precisó que la prioridad nuevamente será el rubro de la seguridad, se buscará que la policía sea de calidad, es decir bien preparada y bien pagada para enfrentar a la delincuencia.

En entrevista, el legislador indicó que no se trata de duplicar solamente el presupuesto para seguridad, sino de ver una estrategia nueva de  seguridad, no solo la cantidad de elementos, sino que la policía que está a cargo de la seguridad de los poblanos esté bien equipada, entrenada y bien pagada, ya que actualmente se está por debajo de la media nacional.

Insistió en que tiene que darse el aprovechamiento de los recursos para que los elementos conozcan lo referente a estrategia, inteligencia, que cuenten con el armamento, chalecos, y estar al nivel de lo que se necesita.

Recordó que los más de 800 millones de pesos se destinaron para las áreas de Procuración y Administración de Justicia que tenían que ver con jueces, ministerios públicos, todo lo que se fue desmantelando durante ocho años, por lo tanto no alcanzó para más.

Recordó que  hay estados que cuentan hasta con el 7 por ciento del total del presupuesto para seguridad, mientras Puebla apenas cuenta con el 3 por ciento y de acuerdo a la problemática que se enfrenta tendrían que destinarse mayor cantidad de recursos.

Advirtió que actualmente los panistas culpan al gobierno de lo que ocurre en Puebla, cuando ellos fueron los responsables de que se disparara la inseguridad en todo el estado ante la falta de una estrategia, pero además de la corrupción que quedó demostrada cuando se detuvo al director de la Policía Estatal por estar vinculado al robo de combustible.

Aclaró que se va a resolver el problema con el gobernador Miguel Barbosa, corrigiendo lo que hicieron mal los gobiernos del PRI y del PAN.

“Dicen que les echamos la culpa, pero ellos se coludieron, dejaron que esto creciera, sin que esto exima de la responsabilidad que tenemos como gobierno. Vamos a mejorar salarios, condiciones de equipamientos, entrenamiento, que es básico, y no será el presupuesto el que pondrá la estrategia”.

De otras áreas de presupuesto que tendrán un incremento, señaló que está el campo que tiene que incrementar, además de atender materias de salud, educación, donde se debe de tener cuidado en el manejo a fin de que no se vuelvan a presentar actos de corrupción como en el pasado.

Reconoció que en el tema del campo ya que no se pudo dar un mayor apoyo éste año, pero es una prioridad del gobernador y se espera que se contemple en el proyecto que se envíe.

Comentó que recibirá un aumento considerable en su presupuesto para abatir el rezago que existe y permitir que los productores tecnifiquen sus procesos así como puedan obtener mayores ingresos por la venta de sus cosechas.

Reuniones con el ejecutivo

Asimismo comentó que ya se han tenido reuniones con el gobernador para ir escuchando propuestas, y lo que se estima que podría destinarse para el estado es alrededor de 95 mil millones de pesos de acuerdo a los señalamientos del ejecutivo.

Comentó que se espera que sea antes del 15 de diciembre cuando se haya aprobado tanto el presupuesto de egresos como la ley de ingresos.

Recordó que el año pasado fue aprobado el paquete fiscal hasta el 31 de diciembre ya de último minuto, pero ya con la experiencia que se tiene se podría adelantar la fecha e incluso podría darse antes de que termine el primer período del segundo año legislativo.